SOLOMILLO WELLINGTON DE CERDO IBÉRICO

Screenshot_20181210_163505

Buenos días. Llevaba días queriendo hacer el Wellington, pero siempre me asustan estas recetas tan buscadas y sobretodo en estas fechas tan concretas. Pero al final me decidí y…. ¿por qué no? Eso sí, mi elección de carne ha sido un solomillo ibérico. En esta ocasión lo he preferido a la ternera.

Os puedo asegurar que el resultado ha sido superior a mis espectativas y toda la familia me está pidiendo repetir. Hoy os presento mi versión más rústica de este clásico : solomillo wellington de cerdo ibérico.

INGREDIENTES:

Relleno

  • 1 solomillo ibérico de 700 g
  • 1 lámina de hojaldre
  • 250 g de champiñones
  • 1 lata de paté de pato
  • 1 huevo
  • aceite de oliva
  • lonchas de jamón ibérico
  • 1/4 de cebolla
  • 1/2 diente de ajo

Salsa

  • 100 g de champiñones
  • 1/2 cebolla
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 1 chorrito de caldo de carne
  • 2 cucharadas de crema de leche
  • aceite de oliva
  • sal, pimienta y perejil

PREPARACIÓN:

Relleno

Sellamos el solomillo en una sartén a fuego fuerte. Una vez sellado, salpimentamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Sofreimos la cebolla bien picada y cuando esté transparente añadimos los champiñones tambien picaditos. Cuando está ya hecho, añadimos el paté y la masa resultante la extendemos sobre la lámina de hojadre. Ponemos unas lonchas de jamón, colocamos encima el solomillo y lo envolvemos.

Decoramos con tiras de hojaldre. Hacemos unas incisiones en el hojaldre para que respire y pintamos con huevo para darle brillo. Lo colocamos sobre una bandeja con papel de horno.

Precalentamos el horno a 200º en función “calor total”. Situamos la bandeja en la parte central y horneamos a 200º durante 20 minutos ( dependiendo del horno ). Debemos conseguir que el hojaldre quede dorado y la carne jugosa.

Una vez retirado del horno, es necesario dejar reposar durante 10 minutos  para facilitar su corte.

Salsa

Sofreimos la cebolla y cuando esté transparente añadimos los champiñones troceados. Salpimentamos sin excedernos y añadimos un poco de perejil picado. Incorporamos el vino y dejamos reducir. A continuación le ponemos un poquito de caldo dejándolo cocer durante unos minutos hasta que vuelva a reducir. Es el momento de añadir la crema de leche. Cocinamos durante unos minutos y trituramos con un robot hasta que nos quede una crema bien fina.

Servir las porciones con la salsa.

Screenshot_20181210_212851

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s