Entrantes y aperitivos, Legumbres, RECETAS, Tapas y pinchos

HUMMUS DE GARBANZO Y ALMENDRA CON PIMENTÓN AHUMADO

Sin duda ésta es una de las mejores recetas de Hummus que he probado. No sólo es rápida y fácil, también es deliciosa y super saludable. Y te aseguro que una vez que la hagas, no la volverás a comprar hecha.

La verdad es que me encanta el hummus, no sólo como entrante, sino también como acompañamiento de otros platos. Es el compañero perfecto y equilibrado.

El hummus es una receta clásica del Medio Oriente y del Mediterráneo, hecho principalmente de garbanzos, thahini, limón y sal.

Hoy en día puedes encontrar hummus ya preparado de cualquier legumbre, pero nada que ver con el que podemos hacer en casa.

Todos sus ingredientes son muy básicos y solemos tenerlos en nuestra despensa, así que no hay excusa.

INGREDIENTES

  • 200 g de garbanzos cocidos
  • 60 g de almendras tostadas con aroma a pimentón ahumado
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • Agua mineral para aligerar la crema
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 2 cucharadas de salsa tahini
  • 60 g de aceite de oliva virgen extra
  • El zumo de un limón
  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN

Escurrir los garbanzos. Si son en conserva pasar por agua primero. Quitar el germen al diente de ajo. 

Poner todos los ingredientes excepto el agua en un robot de cocina o procesador de alimentos y triturar a máxima potencia. Dejar reposar unos segundos y volver a triturar hasta conseguir una crema homogénea y densa. Echar un poco de agua y volver a triturar. Si es necesario añadir un poco más de agua ( cuidado de no pasarse con el agua, podría quedar demasiado ligera).

Adornar con almendras machacadas y pimentón.

Acabar con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Servir en un cuenco y acompañar de pan de pita.

Cena, Comida, Legumbres, RECETAS, Sopas y cremas, Verduras y hortalizas

CREMA ESPECIADA DE GARBANZOS Y ZANAHORIA CON CÚRCUMA Y JENGIBRE

Ahora que estamos casi en Navidad, esta crema de legumbres y verduras nos va a venir muy bien para desintoxicarnos de esas copiosas comidas de estas fechas. Es muy sencilla de hacer y contiene un aporte de vitaminas y minerales muy elevado, además de ser muy nutritiva. Si quieres comer sano y disfrutar, ésta es la crema perfecta. Su sabor es realmente delicioso. Lo ideal es servirla caliente pero no es imprescindible.

edf

INGREDIENTES

  • 200 g de garbanzos
  • 2 zanahorias grandes
  • 1 patata grande
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de jengibre rallado
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • aceite de oliva virgen extra
  • una pizca de comino
  • 100 ml de caldo de verduras 
  • 100 ml de agua 
  • 50 ml de crema de leche
  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN

Dejar en remojo los garbanzos toda la noche. Cocerlos en abundante agua con sal.

Poner un poco de aceite en una sartén y sofreír medio ajo picado con los garbanzos, rehogar, añadir la pimienta y el comino, darle un par de vueltas y reservar.

Sofreír ahora a fuego bajo el otro medio ajo y el jengibre rallado. A los 2 minutos añadir el agua y el caldo, también las zanahorias peladas cortadas a trozos pequeños. Cuando las zanahorias estén blanditas, echamos los garbanzos (reservar unos cuantos para decorar) y cocemos durante 4 minutos.

Añadir la crema de leche y cocinar durante 1 minuto más. Apagar el fuego, añadir la cúrcuma, la sal y la pimienta.

Triturar con un robot o trituradora potente. La podemos pasar por el colador chino o servirla tal cual.

edf

Entrantes y aperitivos, Legumbres, Moderna/fusión, RECETAS, Tapas y pinchos

HUMMUS DE ALMORTAS CON CRUJIENTE DE TORREZNO Y PIPARRAS

Hace tiempo que quería hacer hummus de almortas. Las almortas es una legumbre con la que se elaboran las gachas manchegas, un plato de origen humilde, de pastores y gente del campo.

dav

El hummus, como ya sabéis, es una crema de garbanzos, con salsa tahini, aceite y otros ingredientes que varían dependiendo de la zona donde se haga. El tradicional viene de Oriente Medio pero hoy en día está extendido por todo el mundo.

Hoy he querido hacer una fusión con la comida tradicional de mi tierra, añadiendo a la elaboración unas cucharadas de gachas. He acabado esta receta con un polvo de torreznos y unas piparras en vinagre. El resultado ha sido un maravilloso «hummus de almortas con crujiente de torrezno y piparras».

Si lo acompañas de unas rebanadas de pan rústico tostado, os aseguro que lo disfrutaréis.

Lo he maridado con un vino tinto joven, un tempranillo que le va como anillo al dedo. Y por supuesto, como no podía ser de otro modo, de la D. O. La Mancha.

INGREDIENTES

Para la preparación:

  • 80 g de gachas manchegas.
  • 200 g de garbanzos cocidos.
  • 1 diente de ajo.
  • 15 g de aceite de oliva frito.
  • 15 g de salsa tahini.
  • Pimentón dulce.
  • Comino molido.
  • Una pizca de sal.
  • 10 g de agua.

Para decorar:

  • Torreznos crujientes.
  • Pimentón.
  • Piparras.
  • 1 diente de ajo frito con piel.
  • Aceite de oliva.

ELABORACIÓN

Hacemos unas gachas manchegas pero, este caso, «viudas», sólo con harina de almortas, aceite de oliva, ajos, agua, sal y pimentón.

Reservamos 15 g de aceite y dos ajos ya fritos para nuestro hummus.

Echamos este aceite y uno de los ajos que habremos pelado previamente, en un robot de cocina o trituradora potente. Añadimos los garbanzos, los 80 g de gachas, la salsa tahini, el pimentón, el comino molido, el agua y una pizca de sal. Tapamos el vaso triturador y programamos el robot a máxima potencia durante 50 segundos.

Bajamos con una lengüeta todo lo que ha quedado adherido en las paredes y volvemos a triturar durante otros 50 segundos a máxima potencia. Repetir si es necesario. Debe quedar cremoso y sin grumos.

Con el vaso bien limpio y seco, trituramos algunos torreznos en el robot (poner trocitos pequeños para que no le cueste tanto a la máquina).

Ponemos el hummus en un bol y decoramos espolvoreando pimentón dulce o picante, según el gusto. Le añadimos un chorrito de aceite de oliva crudo. Le añadimos una cucharada de torreznos triturados. Finalmente cortamos una piparra y la colocamos sobre los torreznos.

Para mojar, unas buenas tostadas de pan manchego.

Comida, Española, Legumbres, RECETAS, Segundos

LENTEJAS ESTOFADAS

Hola amigos, hoy esto va de lentejas estofadas. Os voy a contar una breve historia sobre esta peculiar legumbre. Las lentejas en España se asociaron durante mucho tiempo a su consumo en épocas de escasez como la posguerra.Screenshot_20200120_150149Siendo una legumbre originaria de Oriente Próximo, actualmente se cultiva y se consume en todo el mundo. Los mayores productores de lentejas en España se encuentran en Castilla-La Mancha y en Castilla-León.

La globalización gastronómica nos ha traído preparaciones de lentejas propias de las culturas orientales. donde se consumen en ensaladas acompañadas de verduras y especias. Pero si hay un plato tradicional en la cocina española son «las lentejas con chorizo».

Este superguiso que os traigo es el de toda la vida, el que hacía mi abuela, el que hacían vuestras abuelas. Estas son las lentejas que todos recordamos con nostalgia.

Tengo que deciros que las hago «en crudo» como decía mi madre. O lo que es lo mismo, sin sofritos. Son rápidas de hacer y deliciosas así que no tenéis excusa.

¡Ah y las podemos hacer sólo con verduras!.

INGREDIENTES:

  • 300 g de lentejas.
  • 2 chorizos.
  • 1/2 pimiento verde o rojo.
  • 1 cebolla mediana.
  • 4 dientes de ajo.
  • 2 hojas de laurel.
  • 1 patata grande.
  • 1 zanahoria grande.
  • 1 cucharada de pimentón dulce.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta.
  • Agua.

PREPARACIÓN:

Lavamos las lentejas y las dejamos en remojo durante una hora.

Ponemos en una olla las lentejas, los chorizos previamente pinchados con un cuchillo para que suelten su jugo, la cebolla en cuatro trozos, la patata en otros cuatro, la zanahoria en trocitos pequeños, el pimiento, los dientes de ajo y el laurel.

Añadimos agua a temperatura ambiente hasta cubrir, sobrepasando las lentejas un centímetro más o menos (dependerá de la dureza del agua de cada zona). Es el momento de incorporar la pimienta, el pimentón dulce y el aceite de oliva.

Ponemos el fuego a máxima potencia. Dejamos que se hagan las lentejas a fuego vivo durante 5-6 minutos. Echamos la sal. Bajamos la potencia y seguimos cocinando a fuego medio/lento unos 45 minutos. A partir de los 40 minutos hay que probar  el cocinado porque, dependiendo del tipo de agua, tardará más o menos en estar listo. Dejar reposar y emplatar.Screenshot_20200121_001105

 

Cena, Comida, Legumbres, RECETAS, Segundos, Verduras y hortalizas

ALBÓNDIGAS DE BERENJENA Y GARBANZOS EN SALSA DE CHAMPIÑONES Y MIEL CON AZAFRÁN

Hoy os traigo una receta que os va a encantar. ¿Recordáis que hace un tiempo os hice unas albóndigas con soja texturizada? Pues sigo en mi empeño de eliminar la carne de estas sabrosas bolitas. En esta ocasión la he sustituido por legumbres y verduras. Porque la berenjena no sólo vamos a utilizarla en la escalivada o en la musaka por ejemplo, y los garbanzos, no sólo son para el cocido o para elaborar un humus.

IMG_20200116_071437_793

Así que aquí tenéis esta exquisitez: unas albóndigas de berenjena y garbanzos en salsa de champiñones y miel con azafrán. Esta receta está llena de ingredientes muy saludables como son la proteína de la legumbre, las vitaminas de los vegetales y el azafrán.

INGREDIENTES

Albóndigas:

  • 220 g de garbanzos cocidos.
  • 2 berenjenas asadas.
  • 1 cebolla tierna mediana.
  • 40 g de miga de pan.
  • Leche para remojar la miga.
  • 1 huevo.
  • 3-4 cucharadas de pan rallado.
  • Sal, ajo, pimienta y perejil.
  • Harina para rebozar las albóndigas.

Salsa de champiñones:

  • 200 g de champiñones.
  • Zumo de limón.
  • 1/2 diente de ajo.
  • 100 g de cebolla.
  • 25 ml de vino blanco.
  • 100 ml de caldo de ave.
  • 75 ml de nata para cocinar.
  • Aceite de oliva vírgen.
  • Sal y pimienta.
  • Miel con azafrán.

PREPARACIÓN

Albóndigas:

Ponemos en una sartén dos cucharaditas de aceite de oliva y pochamos la cebolla. En la trituradora introducimos los garbanzos cocidos, las berenjenas asadas sin piel, la cebolla pochada, la miga de pan previamente remojada en leche, 1 huevo, 3-4 cucharadas de pan rallado, sal, 1 diente de ajo sin corazón, pimienta y perejil.

Trituramos, volcamos todo en un bol, lo tapamos con papel film y lo dejamos reposar durante una hora en el frigorífico. Una vez transcurrido ese tiempo hacemos bolitas con la masa, las enharinamos y, sobre todo, retiramos la harina sobrante (las bolitas deben quedar con una capa de harina muy fina).

Ponemos en una sartén aceite de oliva, dejamos que se caliente, echamos las albóndigas de cinco en cinco y las freímos a fuego medio hasta que queden doraditas. Apartamos y reservamos.

Salsa de champiñones:

Limpiamos, lavamos y troceamos los champiñones. Les añadimos zumo de limón para que no se ennegrezcan y reservamos.

En una olla antiadherente ponemos aceite de oliva y lo calentamos. Echamos la cebolla troceada y el medio diente de ajo. Dejamos que se poche y cuando la cebolla esté medio transparente le añadimos el vino blanco. Esperamos que reduzca y le añadimos el caldo de ave. Salpimentamos y dejamos que se cocine durante 15 minutos. Le añadimos la nata, esperamos otros 5 minutos y trituramos con robot o minipimer (si queremos que la salsa nos quede más fina la pasamos por un chino).

Es el momento de añadirle a la salsa, las albóndigas. Dejamos que cueza todo junto 15-20 minutos. Al final de la cocción, antes de sacarlo de la olla le incorporamos una cucharada de miel con azafrán. Dejamos reposar unos minutos y servimos.Screenshot_20200116_182943

 

Cena, Comida, Ensaladas, Legumbres, Oriental, RECETAS

FALAFEL EN ENSALADA

El Falafel es una de las recetas más populares del Medio Oriente. Dependiendo del lugar al falafel se le da forma de croqueta, pequeña hamburguesa o bola. Frito con aceite de oliva, se elabora principalmente con garbanzos.

Screenshot_20190512_212815

Esta receta de falafel es muy sabrosa y fácil de hacer. Se suele servir como entrante, como bocadillo de pan de pita caliente o, como en este caso, en ensalada.

Este falafel en ensalada es muy completo, de hecho puede ser plato único. Lleva tomate, pimiento, remolacha, rúcula, guacamole, humus, garbanzos cocidos, crema de yogur de avena, queso tipo feta vegano y falafel. Es delicioso, nutritivo y muy fácil de hacer.

INGREDIENTES:

  • 1/2 kg de garbanzos (dejar en remojo la noche anterior).
  • 1 cebolla picada.
  • 1/2 taza de perejil fresco.
  • 1/2 taza de cilantro fresco.
  • 1 diente de ajo picado sin germen.
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • 1 cucharada de levadura en polvo.
  • 1 taza de pan rallado.
  • 1 taza de agua.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de pimienta negra.
  • Una pizca de cayena molida.
  • 1/2 cucharadita de cayena molida (opcional).
  • Aceite suave de oliva o de girasol para freir.

PREPARACIÓN:

Lavar con agua y escurrir los garbanzos en remojo la noche anterior.

Triturar directamente los garbanzos “sin cocer”, con la picadora junto con la cebolla, el ajo, el perejil, el cilantro fresco y una taza de agua. Mezclar hasta conseguir una textura espesa.

Añadir la sal, el comino molido, la pimienta negra, la cayena (opcional) y la levadura. Mezclar un poco y dejar reposar durante 30 minutos.

Formar con la mezcla pequeñas bolas o mini hamburguesas del tamaño de una pelota de ping pong. Aplastar un poco. Si la mezcla queda demasiado húmeda que hace difícil formar las bolitas, se puede añadir un poco de pan rallado o harina de trigo.

Freir en abundante aceite de oliva suave o de girasol a fuego medio/fuerte hasta que queden dorados (de 5 a 7 minutos).

Screenshot_20190511_213530