Aves y caza, Cena, Comida, Entrantes y aperitivos, Oriental, RECETAS, Tapas y pinchos

BROCHETAS DE POLLO MARINADO CON SALSA SATAY

Estas brochetas de pollo marinado con salsa Satay son un plato clásico de la gastronomía del sudoeste asiático.

Se pueden preparar con diferentes tipos de carne. Yo me he decantado por el pollo ya que suele gustar a todo el mundo y al ser una carne blanca los aromas de especias, soja y cítricos le dan más intensidad.

Este plato se complementa con la salsa Satay cuya composición principal es la mantequilla de cacahuete. La combinación da como resultado un tándem perfecto.

Así, el resultado es un explosivo sabor a Oriente lleno de exotismo y de un delicioso sabor.

INGREDIENTES

Pollo:

  • 500 g de pechuga de pollo troceada
  • Aceite de oliva virgen extra para la plancha
  • Cilantro para decorar

Marinado:

  • 50 g de crema de cacahuete 100% natural y casera
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • 1/4 de taza de leche
  • 2 cucharadas de cebolla muy picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 1/4 de taza de agua
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • El zumo de 1/2 limón
  • Una pizca de curry, comino, cúrcuma y pimienta
  • Jengibre fresco rallado
  • Una pizca de sal

Salsa Satay:

  • 2 cucharadas de crema de cacahuete 100% natural
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • Una pizca de pimentón picante
  • 2 cucharadas de nata para cocinar
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal y pimienta

ELABORACIÓN

Mezclar todos los ingredientes del marinado en un bol y, cuando estén bien integrados, volcar el pollo y dejar reposar en el frigorífico durante una hora, tapado con papel film.

Ensartar los trozos de pollo marinado en brochetas y cocer a la plancha a fuego medio-bajo con un chorrito de aceite de oliva. Emplatar.

Salsa:

Mezclar todos los ingredientes de la salsa Satay, poner en un bol y decorar con cilantro picado.

Y ya tenemos este delicioso plato listo para disfrutar.

Cena, Comida, Oriental, Pasta, RECETAS, Segundos

RAMEN

El ramen es un plato japonés. Si bien cada región de Japón tiene su propia receta de ramen, la preparación básica para todos consiste en usar distintos tipos de fideos japoneses servidos en un caldo preparado.

dav

Aun siendo un plato muy popular en Japón, su origen es chino. Llegó a Japón en momentos de escasez de todo tipo después de la Segunda Guerra Mundial. En su país de origen, China, se tomaba con fideos cortados y con huesos de cerdo salados, nada más simple y barato.

En esta ocasión os he preparado una versión sencilla y casera a base de cerdo, caldo de ave, verduras, setas y fideos de arroz. He acabado acompañándolo de un rico edamame aliñado en aceite de pimentón picante.

Podéis sustituir el caldo de ave por caldo vegetal y el cerdo por tofu. Aunque no será lo mismo, es una opción igualmente deliciosa.

INGREDIENTES

Caldo:

  • 2 litros de agua.
  • 1 carcasa de pollo.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cucharadita de postre de jengibre.
  • 1 cebolla.
  • 1 zanahoria.
  • Alga kombu al gusto (opcional).
  • Sal.

Ramen:

  • 125 g de fideos de arroz (noodles rice).
  • 500 g de costilla de cerdo
  • Un puñado de setas shiitake (en conserva).
  • 150 g de espinacas.
  • 1 puerro.
  • 4 cucharadas soperas de salsa de soja.
  • 2 cucharadas soperas de sake (vino japonés).
  • 3 huevos cocidos.
  • Cebolleta para decorar.

ELABORACIÓN

Caldo:

Llenamos una olla a presión con agua hasta la mitad. Añadimos la carcasa de pollo ya limpia, el ajo pelado, el jengibre, la cebolla pelada y cortada en tiras no muy delgadas, la zanahoria a trozos, las algas kombu (puedes prescindir) al gusto y la sal. Cocinar durante 45 minutos.

Sin olla a presión serán 4 horas a fuego lento añadiendo un poco más de agua.

Colar, desengrasar, enfriar y reservar.

Ramen:

Ponemos en una cazuela las costillas limpias de grasa y cortadas, con la salsa de soja y el sake. Cocinamos hasta que el sake se haya evaporado. Le agregamos el caldo, que hemos preparado previamente, hasta cubrir. Dejamos que cueza durante una hora hasta que la carne esté tierna.

Si utilizamos olla exprés será durante 1/2 hora.

Si es necesario, podemos agregar más caldo. Echamos el puerro cortado en tiras y bien limpio, las espinacas y las setas shiitake.

Cuando las verduras estén hechas, agregamos los fideos y los cocemos durante 1 minuto.  Dejamos reposar.

Le podemos picar una cebolleta verde. Le añadimos los huevos cocidos partidos en dos mitades.

Servir en bol. Si queremos un sabor más intenso le añadimos un poco más de soja.

nfd

 

 

 

Cena, Comida, Ensaladas, Legumbres, Oriental, RECETAS

FALAFEL EN ENSALADA

El Falafel es una de las recetas más populares del Medio Oriente. Dependiendo del lugar al falafel se le da forma de croqueta, pequeña hamburguesa o bola. Frito con aceite de oliva, se elabora principalmente con garbanzos.

Screenshot_20190512_212815

Esta receta de falafel es muy sabrosa y fácil de hacer. Se suele servir como entrante, como bocadillo de pan de pita caliente o, como en este caso, en ensalada.

Este falafel en ensalada es muy completo, de hecho puede ser plato único. Lleva tomate, pimiento, remolacha, rúcula, guacamole, humus, garbanzos cocidos, crema de yogur de avena, queso tipo feta vegano y falafel. Es delicioso, nutritivo y muy fácil de hacer.

INGREDIENTES:

  • 1/2 kg de garbanzos (dejar en remojo la noche anterior).
  • 1 cebolla picada.
  • 1/2 taza de perejil fresco.
  • 1/2 taza de cilantro fresco.
  • 1 diente de ajo picado sin germen.
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • 1 cucharada de levadura en polvo.
  • 1 taza de pan rallado.
  • 1 taza de agua.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de pimienta negra.
  • Una pizca de cayena molida.
  • 1/2 cucharadita de cayena molida (opcional).
  • Aceite suave de oliva o de girasol para freir.

PREPARACIÓN:

Lavar con agua y escurrir los garbanzos en remojo la noche anterior.

Triturar directamente los garbanzos “sin cocer”, con la picadora junto con la cebolla, el ajo, el perejil, el cilantro fresco y una taza de agua. Mezclar hasta conseguir una textura espesa.

Añadir la sal, el comino molido, la pimienta negra, la cayena (opcional) y la levadura. Mezclar un poco y dejar reposar durante 30 minutos.

Formar con la mezcla pequeñas bolas o mini hamburguesas del tamaño de una pelota de ping pong. Aplastar un poco. Si la mezcla queda demasiado húmeda que hace difícil formar las bolitas, se puede añadir un poco de pan rallado o harina de trigo.

Freir en abundante aceite de oliva suave o de girasol a fuego medio/fuerte hasta que queden dorados (de 5 a 7 minutos).

Screenshot_20190511_213530