Aves y caza, Cena, Comida, Desayuno, Primeros, RECETAS

POLLO GRATINADO CON PICO DE GALLO, AGUACATE Y HUEVO

Ésta es una receta exprés pero no por ello es menos buena. Si quieres desayunar, comer o cenar, aquí tienes una muy buena solución. Además de delicioso, este plato es muy completo ya que tiene proteínas, vegetales y cereales, es bajo en calorías y muy saciante.

SANWICH1

Pues ya sabes, aquí tienes la mejor opción. Estoy segura que una vez que lo pruebes no va a ser la última y con ese toque mejicano del pico de gallo, se convierte en el no va más, aunque en este caso sin jalapeño.

INGREDIENTES

  • 4 pechugas finas de pollo.
  • Hierbas aromáticas.
  • 1/4 de cebolla morada.
  • 1 tomate mediano.
  • 1/4 de pimiento rojo.
  • Un puñadito de cilantro.
  • Media lima.
  • 1 aguacate.
  • 100 g de queso parmesano.
  • 15 ml de aceite de oliva.
  • Sal, pimienta y sésamo.
  • Rúcula al gusto.
  • 4 rebanadas de pan de molde casero.
  • 4 huevos.

ELABORACIÓN

Precalentar el horno a 200°C.

Hacer el pico de gallo cortando la cebolla en daditos, el tomate y el pimiento. Añadir el cilantro muy picado y ponerle el zumo de media lima. Reservar macerando.

Salpimentar los filetes de pollo y espolvorearles las hierbas. Darles vuelta y vuelta en una sartén pintada con un poco de aceite.

Poner en una bandeja papel sulfurizado. Colocar los filetes en la bandeja  y encima de cada uno una porción de pico de gallo. Cortar en dados  el aguacate y añadir. Rallar por encima un poco de parmesano. Hornear de 10 a 15 minutos a 200° C.

Tostar el pan y ponerlo en un plato. Cubrir con rúcula y poner cada filete de pollo en una tostada.

Cocer los huevos durante 7 minutos. Añadirlos cortados por la mitad.

Acabar el plato añadiendo por encima sésamo tostado y un chorrito de aceite de oliva. Y ya tenéis listo para disfrutar este pollo gratinado con pico de gallo, aguacate y huevo.

SANDWICH2

Bizcochos, Desayuno, Merienda, Postres, RECETAS

DONUTS DE BONIATO Y CHOCOLATE AL HORNO

Hoy os propongo esta deliciosa receta de donuts. Pero no son unos donuts normales, están hechos al horno. Estos donuts de boniato y chocolate al horno son una deliciosa alternativa para un desayuno o una merienda saludable y saciante.

Podrás disfrutar de cada bocado sin demasiados remordimientos. El bizcocho que lleva es muy parecido a un brownie, suave y esponjoso a vez.

Su preparación no tienen ninguna dificultad y si tienes niños es una buena ocasión para que te ayuden a hacerlos.

dav

INGREDIENTES

  • 2 huevos grandes.
  • 50 g de azúcar.
  • 250 g de boniato asado y pelado.
  • 50 g de mantequilla con sal.
  • 100 g de harina de repostería.
  • 5 g de levadura química.
  • 50 g de crema de leche.
  • 50 g de leche.
  • 60 g de cobertura de chocolate negro fundido.
  • Una cucharada de crema de vainilla.
  • 200 g de cobertura de chocolate (para cubrir los donuts).
  • Toppings: granola, bayas de goji y pipas de calabaza.

ELABORACIÓN

Batir muy bien los huevos, la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar en un procesador o batidora potente. Cuando haya blanqueado añadir los boniatos y volver a triturar a máxima potencia.

Añadir la leche, la crema de leche, la crema de vainilla y los 60 g de chocolate fundido y templado. Volver a batir. Cuando estén todos los ingredientes bien mezclados incorporar la harina y la levadura tamizadas. Volver a batir. Volcar la mezcla en una manga pastelera.

Poner mantequilla o aceite en un molde de donuts y rellenar con la manga pastelera.

Precalentar el horno a 200° C. Hornear con la bandeja en la posición intermedia, a 180° C durante 15 minutos.

Apagar el horno y dejar reposar los donuts dentro durante 5 minutos. Sacar y dejar enfriar. Desmoldar y poner en una rejilla.

Fundir los 200 g de cobertura de chocolate en el microondas en intervalos de 30 segundos hasta que esté completamente fundido (cuidado que no se queme). Esperar unos minutos para que no esté tan caliente e ir bañando los donuts. Volver a ponerlos en la rejilla.

Decorar con los toppings (granola, bayas de goji y pipas de calabaza) y esperar a que la cobertura se endurezca.

Desayuno, Masas dulces, Merienda, Postres, RECETAS

ROLLS DE CHOCOLATE

Hoy os traigo una receta muy molona y fácil de hacer. Sólo tenéis que respetar los tiempos de levado que en este caso no son muy largos. Y, finalmente, hacer el relleno de chocolate que es muy fácil.

14

No son los típicos rollos de canela aunque puedan parecerlo. Son una versión con chocolate de los «cinnamon rolls».

Eso sí, os digo que cuando los pongáis en la mesa desaparecerán en un segundo. Es una idea para estos días de fiesta que nos quedan todavía por disfrutar.

INGREDIENTES

Para la masa:

  • 400 g de harina de fuerza.
  • 50 ml de agua.
  • 100 ml de leche.
  • 30 g de azúcar glas.
  • 50 g de mantequilla.
  • 1 huevo.
  • 15 g de levadura fresca.
  • 1 pizca de sal.
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla.

Para el relleno:

  • 70 g de mantequilla.
  • 150 g de chocolate negro.
  • 60 g de azúcar moreno.
  • Unas gotas de esencia de vainilla.

Para el glaseado:

  • 7 cucharadas de azúcar glas.
  • 6 cucharadas de leche.

ELABORACIÓN

De la masa:

Calentar un poco de agua y disolver la levadura removiendo con una cuchara.

Poner en un bol grande, la harina, el azúcar glas y la sal. Calentar un poco de leche y la mantequilla y añadimos al bol junto con el huevo, la esencia de vainilla y la levadura disuelta previamente. Mezclar con las manos.

Poner sobre la encimera un poco de harina y amasar durante unos 10 minutos. También se puede hacer con un robot de cocina.

Hacer una bola, poner en un bol y tapar con un trapo de cocina o papel film. Dejar reposar durante 1 hora o hasta que la masa doble su volumen.

Cuando haya doblado su volumen, estirar la masa con un rodillo dándole forma de rectángulo.

Del relleno:

Calentar un poco en el microondas y en un bol, la mantequilla para ablandarla. Batir con el azúcar moreno y la esencia de vainilla.

Picar el chocolate y mezclar con lo anterior.

Del azúcar glas:

En un bol pequeño poner el azúcar glas y la leche. Remover hasta que no queden grumos, consiguiendo una mezcla cremosa.

Horneado y presentación:

Extender el relleno por toda la masa. Enrollar y cortar a tozos.

Colocar los rollos en una bandeja y tapados con un trapo, dejando separación entre ellos ya que vamos a esperar a que leven durante 1 hora más o hasta que doblen (otra vez) su volumen. 

Una vez hayan crecido los rollos, precalentar el horno a 200º C.

Hornear durante 10 minutos o hasta que veamos que los rollos están dorados.

Sacar del horno y añadir el glaseado por encima.

¡¡¡¡¡¡¡¡ Qué los disfrutéis mucho !!!!!!!!

 

 

Comida, Desayuno, Pasta, RECETAS, Segundos

CANELONES DE XATÓ

IX JORNADAS GASTRONÓMICAS: TASTA EL NADAL A CALAFELL. (Del 23 de diciembre al 6 de enero de 2021).

Ya tenemos aquí las Fiestas Navideñas y Calafell celebra sus jornadas gastronómicas «Tasta el Nadal»

Sus restaurantes han preparado menús especiales para disfrutar con aquellos que más queremos.

Para poder atender a todos, y teniendo en cuenta las actuales restricciones de horario y aforo, también están disponibles para llevar.

Para estas Jornadas yo también he preparado un plato especial «canelones de xató». He unido dos tradiciones, el xató tan de Calafell y los canelones de Navidad, Un plato que, aquí en Cataluña, se degusta el 26 de diciembre en la festividad de San Esteban y que se elaboran con los restos de la «escudella de Navidad» del 25 de diciembre.

Cuando pensé en esta posibilidad lo vi un poco extraño pero, investigando, llegué hasta Sicilia donde hacen una escarola salteada con ajos espectacular. De ahí surgió mi receta. Os puedo asegurar que el resultado es pura delicia.

Y que mejor homenaje a Calafell que un Xató de Navidad.

2

INGREDIENTES:

  • 4 láminas de lasaña.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 500 g de bacalao en su punto de sal.
  • 50 g de puerro.
  • 15 g de harina.
  • 100 ml de leche.
  • 100 g de salsa xató: ñora, almendras, avellanas, ajos, sal, aove, pan frito, pimienta blanca, tomate y vinagre.
  • 2 dientes de ajo.
  • 80 g de escarola + 40 g para elaborar el «polvo de escarola».
  • 80 g de tapenade de arbequinas.
  • Bechamel.
  • Queso manchego rallado.
  • 150 g de ventresca de atún.
  • 4 tomates secos.
  • 4 anchoas.
  • 30 g de avellanas.
  • Polvo de escarola.

ELABORACIÓN:

Poner agua abundante con sal en una olla. Cuando hierva introducir las láminas de lasaña, una a una, para que no se peguen. Los minutos de cocción dependerán de las indicaciones del fabricante de la lasaña. Cuando estén listas, se escurren, se colocan en un plato blanco y grande untado en aceite. Reservar.

En una sartén grande con aceite de oliva, colocar los trozos de bacalao con la piel hacia abajo. Cocinar unos minutos y retirar. Quitar la piel, las espinas y desmenuzar.

Colocar el puerro troceado en una sartén con el aceite ya caliente y pochar. Cuando esté dorado, echar el bacalao, darle un par de vueltas, remover unos minutos y echar la harina. Tostarlo un poco para que pierda el sabor a cocido y mezclar bien con el bacalao y el puerro. Echar la leche caliente y seguir removiendo hasta que empiece a espesar. Es el momento de añadir la salsa xató. Rehogar unos segundos.

Una vez más en una sartén con aceite de oliva, sofreír los ajos picados. Cuando cojan color, añadir los 80 g de escarola troceada y un pelín de sal y pimienta. Una vez esté blandita, retirar y añadir a la masa de canelones que habíamos preparado. Mezclar bien y reservar en un bol.

Extender las láminas de lasaña en una superficie limpia y lisa. Rellenar, con mucho cuidado, con la mezcla anterior. Añadir un poco de tapenade sobre la mezcla y cerrar los canelones. 

Precalentar el horno a 180º C. Colocar una capa de bechamel en una fuente refractaria. Poner los canelones sobre la bechamel y añadir otra capa de bechamel encima. Rallar queso manchego e incorporar unos trocitos de tomate seco (previamente en remojo).

Gratinar a 200º C (gratinador con aire) hasta que empiece a dorarse. Apagar.

Polvo de escarola

Coger los 40 g de escarola ya limpia, utilizando las hojas más verdes. Colocar en un papel sulfurizado sobre una bandeja de horno.

Precalentar el horno a 200º C. Hornear la escarola a 150º C durante 10 minutos o hasta que la escarola se vea seca y dorada, vigilando de que no se queme.

Dejar que seque bien y que pierda toda la humedad.

Enfriar a temperatura ambiente y triturar con un robot de cocina o con trituradora potente. Guardar en un tarro de cristal hermético.

8

Desayuno, Frutas, Internacional, Merienda, Postres, RECETAS, Tortas

TORTA DE FRAMBUESAS

La torta de frambuesas es ideal para un desayuno, merienda o postre. Es muy socorrida os lo aseguro, porque además de ser una delicia, es muy rápida de preparar.

Screenshot_20200605_165458-01

Es muy nutritiva y popular en muchos países europeos incluyendo los eslavos en donde es un postre tradicional.

Los nutricionistas recomiendan incluir frutos rojos en la dieta diaria y no es casualidad, debido a los grandes beneficios que aportan a nuestra salud. La frambuesa aporta gran cantidad de reguladores, antioxidantes, vitamina C y ácido fólico. Esta fruta está compuesta por calcio, hierro, potasio y magnesio. Sus propiedades son tan amplias que, antiguamente, se recomendaba tomar una infusión a base de hojas de frambuesa para depurar.

Por todo esto y por lo rica que está, esta delicia va a formar parte de mis postres preferidos.

INGREDIENTES

Bizcocho:

  • 2 huevos.
  • 160 g de harina.
  • Una pizca de sal.
  • Una cucharadita de pasta de vainilla.
  • Un puñado de frambuesas (75 g).
  • 80 g de aceite de oliva suave.
  • 80 g de azúcar moreno.
  • 8 g de levadura química.
  • 50 ml de bebida de avena.

Jarabe:

  • 50 ml de bebida de avena.
  • Una cucharada colmada de azúcar avainillado.
  • Un chorrito de licor (opcional).

ELABORACIÓN

Bizcocho

Batimos los huevos con la sal. Vamos incorporando el azúcar hasta que quede bien integrado. Incorporamos la bebida de avena y batimos. Seguidamente añadimos el aceite y la vainilla. Tamizamos la harina. La incorporamos y mezclamos bien. Luego la levadura también tamizada previamente y mezclamos.

Volcamos en un  molde cuadrado y bajo, donde habremos puesto en la base papel sulfurizado. Todo untado con aceite o mantequilla.

Colocamos las frambuesas por encima de la masa y espolvoreamos un pelín de azúcar en forma de lluvia.

Una vez precalentado el horno a 180º, horneamos durante 25-30 minutos (el tiempo depende de cada horno).

Jarabe

Mezclamos la bebida de avena con el azúcar y, si os gusta, con el licor (yo le añado ron). Se puede sustituir la bebida de avena por leche.

Esta mezcla se la echamos a la torta cuando aún está caliente.

Dejamos enfriar y desmoldamos.

Desayuno, Galletas, Merienda, Postres, RECETAS

GALLETAS DE ACEITE DE OLIVA

Hoy os traigo estas galletas de aceite de oliva porque, entre otras cosas, habitualmente se habla de galletas de mantequilla pero, y ¿por qué no usar nuestro delicioso aceite de oliva? ¿por qué no volver a la cocina de nuestras madres y abuelas?Screenshot_20200609_231240

Toda la repostería que se ha comido en casa por los siglos de los siglos ha estado elaborada con aceite, nunca con mantequilla.

Lo que aprendí cuando empecé a cocinar y que ya hacía mi abuela, era aromatizar el aceite con limón. Para ello hay que calentarlo con la piel de limón hasta que dora un pelín y pierde el sabor a crudo. Luego se deja enfriar.

Estas galletas de aceite de oliva caseras son facilísimas de elaborar, riquísimas y mucho más sanas que cualquier otra galleta que podamos comprar. Son perfectas para el desayuno o para la merienda, con un buen vaso de leche o solas.

¿Os animáis a hacerlas?

INGREDIENTES:

  • 1 huevo.
  • 180 g de harina.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 75 g de aceite de oliva suave.
  • Una pizca de sal.
  • La piel de un limón.
  • Una cucharada de leche.
  • 60 g de azúcar avainillado.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • Sésamo para decorar.
  • Nata líquida para pintar las galletas.
  • 1 yema de huevo para pintar.
  • 5-10 g de azúcar avainillado para espolvorear.

ELABORACIÓN:

Ponemos el aceite en una sartén. Cuando empiece a calentarse echamos la piel del limón y mantenemos en el fuego durante unos minutos hasta que aromatice pero sin que se dore demasiado.

Retiramos y dejamos enfriar.

Batimos enérgicamente el huevo en un bol con un pelín de sal. Incorporamos el azúcar y seguimos batiendo hasta blanquear. Le echamos la canela, la cucharada de leche y seguimos batiendo. Vamos incorporando el aceite aromatizado y ya frío sin dejar de batir. Tamizamos la harina y la añadimos poco a poco a la mezcla. Cuando esté toda la masa bien mezclada le añadimos la levadura y volvemos a mezclar.

Tapamos el bol con papel film y metemos en la nevera durante 30 minutos.

Espolvoreamos con harina una superficie plana y limpia. Volcamos la masa y la extendemos con un rodillo hasta dejar la masa con 1 cm de grosor. Vamos cortando las galletas con un cortador metálico a la medida que más nos guste. Se van colocando en una bandeja con papel sulfurizado dejando espacio entre ellas.

Pintamos con yema de huevo con un chorrito de nata y le incorporamos sésamo o frutos secos al gusto. Luego espolvoreamos en forma de lluvia un poco de azúcar avainillado.

Precalentamos el horno a 200º. horneamoss las galletas a 180º durante 15 minutos (dependerá del horno y del tamaño y grosor que les demos a las galletas). Vigilar y cuando empiecen a dorarse, apagamos el horno y las dejamos un ratito más dentro.

Desayuno, Internacional, Merienda, Panes, RECETAS

ROSCOS AL HORNO

A estos roscos al horno también se les llama «Roscos de Semana Santa». Este producto típico de La Cuaresma es la representación en dulce de la muerte de Jesucristo. De hecho el clavo, especia con la que se aromatiza, es para recordar los clavos que se utilizaron para fijarlo en la cruz.

Screenshot_20200411_003925

En cuanto a sus orígenes, los primeros primeros antecedentes hay que buscarlos en griegos y romanos que ya elaboraban dulces para celebrar la recolección de las cosechas.

Asimismo en la cultura judía también se observa esta costumbre.

INGREDIENTES:

  • 300 g de harina.
  • 40 g de aceite de oliva suave.
  • 170 g de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 cucharadita de anís molido.
  • 1 cucharadita de canela molida.
  • Una pizca de clavo molido.
  • La ralladura de un limón.
  • 20 g de miel.

ELABORACIÓN:

Mezclar el aceite de oliva y el azúcar, añadir los huevos y batir.

Añadir la harina de levadura, el anís, la canela y el clavo. Tamizar.

Incorporar la ralladura de limón y la miel. Amasar todo con un robot de cocina.

Echar la masa en una superficie lisa y previamente espolvoreada de harina. Hacer una bola. Poner una pizca de aceite en la superficie limpia y «bolear» un pelín más.

Dividir la masa en 16 bolas iguales. Con cada bola hacer una especie de churro dejando las puntas más delgadas para poder unir el rosco.

Colocar los anillos obtenidos en una bandeja de horno con papel sulfurizado dejando espacio entre ellos para permitir que crezcan sin juntarse. El calor hará que aumenten de tamaño.

Precalentar el horno a 180º.

Dejamos reposar los anillos hasta que el horno esté caliente. Los introducimos en el horno y los dejamos durante 15 minutos (dependerá de cada horno). Hay que estar vigilante hasta que estén ligeramente dorados. Si nos pasamos de cocción nos quedarán un poco duros.

Desayuno, Merienda, Postres, RECETAS

MOUSSE DE MASCARPONE Y NUECES CON MORAS Y FRAMBUESAS

IMG_20180704_080919_882

¿No os sucede que en estas fechas os empiezan a entrar ganas de comer nueces? Yo no lo puedo evitar pero tengo un problema, sé cuando empezar pero nunca cuando terminar.

Y nada mejor que preparar un postre fácil de hacer y de comer con nueces como ingrediente principal.

Hay varias hipótesis sobre los orígenes del nogal. Su crecimiento es muy espontáneo en zonas de Asia debiéndose su difusión en Europa a los romanos. Primero en Alemania y España, pasando después a Francia e Inglaterra. Fue llevado a América por los navegantes epañoles y allí adquirió su mayor difusión en California.

España importa nuez de California desde 1975.

Este mousse de mascarpone y nueces con moras y frambuesas, es un refrescante postre con el que disfrutar de las tardes de otoño.

Una propuesta sencilla que te hará quedar como un auténtico pastrychef en cualquier reunión de amigos.

INGREDIENTES:

Mousse:

  • 200 g de nata para montar.
  • 125 g de queso mascarpone.
  • 70 g de nueces de «Nueces de California» semipicadas.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharada de leche condensada.
  • 1 cucharada de caramelo líquido.
  • 6 galletas tipo María.
  • 1 cucharadita de mantequilla.
  • 1 lámina de gelatina.

Nueces garrapiñadas:

  •  6 nueces de «Nueces de California».
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1/2 vaso de agua.

PREPARACIÓN:

Mousse:

Por un lado se monta la nata con el azúcar. Reservar.

En un bol pones el mascarpone, la leche condensada, el caramelo líquido, las nueces semipicadas y la gelatina deshidratada, escurrida y templada con un poco de crema de leche. Se bate muy bien y se le añade a la nata con movimientos suaves y envolventes.

Se pican las galletas y se les añade una cucharada de mantequilla. Se distribuyen por el fondo del recipiente, una copa por ejemplo. Se añade la mezcla y se deja enfriar en la nevera mínimo tres horas.

Se decora con las nueces garrapiñadas, moras y frambuesas.

Nueces garrapiñadas:

Se calienta el azúcar con el agua en una sartén y se agregan las nueces hasta que se queden doraditas y se tueste el azúcar.

Reservar para decorar en un plato engrasado con aceite de oliva suave para que no se peguen.

ptr

Desayuno, Merienda, Postres, RECETAS, Tartas

PASTEL DE ZANAHORIA

IMG_20181013_080406_497

El carrot cake es uno de los postres más tradicionales de Estados Unidos y Gran Bretaña. En España su descubrimiento ha sido relativamente reciente aunque ya está muy extendido.

Su origen como postre es europeo. Se empezaron a hacer tortas en la Edad Media debido al dulzor que esta hortaliza proporcionaba. Su apogeo llegó con la escasez y el racionamiento de la II Guerra Mundial. Durante esos años el azúcar era un ingrediente muy escaso y muy caro y por ello, en la elaboración de algunos dulces, se sustituyó por la zanahoria que contiene una cantidad muy alta de edulcorante natural. Así se consiguió un bizcocho dulce.

El secreto de su sabor está en la incorporación de tres especias que no deben faltar: la canela, el genjibre y la nuez moscada.

La primera vez que probé na tarta de zanahoria fue hace más de treinta años y no os imagináis lo extraño que me pareció que una elaboración de este tipo llevara zanahoria. En mi cabeza un bizcocho sólo podía ser de huevos, harina y yogur. He de deciros que esa primera experiencia fue increíble.

¡Animaros a hacerlo !

INGREDIENTES:

Bizcocho:

  • 240 ml de aceite de giasol suave.
  • 4 huevos tamaño M.
  • 400 g de zanahorias (enteras sin pelar).
  • 280 g de harina.
  • 200 g de azúcar moreno.
  • 2 cucharaditas de bicarbonato.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • 2 cucharaditas de canela.
  • 1/2 cucharadita de jengibre.
  • una pizca de nuez moscada rallada.
  • una pizca de sal.
  • 150 g de nueces.

Buttercream:

  • 125 g de mantequilla sin sal.
  • 300 g de azúcar glas.
  • 250 g de queso tipo philadelphia.
  • 1 cucharadita de vainilla (opcional).

PREPARACIÓN:

Bizcocho:

Bate los huevos junto con el azúcar. Añade el aceite y bate un poco más.

Pela, lava y ralla las zanahorias, y añádelas a la mezcla. Contienen gran cantidad de agua así que, una vez ralladas, tendrás que ponerlas en un colador o en un chino y sacarles el exceso. Tampoco se trata de dejarlas secas ya que ese agua también aporta jugosidad al bizcocho.

En un recipiente aparte pon la harina, la sal, canela, genjibre, nuez moscada, la levadura y el bicarbonato. Mézclalo todo un poco y a continuación añádelo a la mezcla anterior sin olvidarte de tamizar bien. Por último añade la nuez picada.

Hornea el bizcocho a 180º durante 50 minutos (dependerá del horno) o hasta que al pinchar con un cuchillo, éste salga limpio. Durante los primeros 20 minutos sólo hornear por la parte inferior. El resto del tiempo arriba y abajo.

Buttercream:

Bate primero la mantequilla reblandecida durante un minuto y a continuación añade el azúcar glas tamizado. Cuando veamos que ambos ingredientes están bien integrados, añadimos el queso (mejor que esté frío) junto con el extracto de vainilla.

Bate un poco más y tendrás lista una buttercream deiciosa.

Screenshot_20181013_083835