Italiana, Merienda, Postres, RECETAS

TIRAMISÚ CLÁSICO

El tiramisú es una de las recetas dulces más conocidas de la cocina italiana. Se ha hecho muy popular en muchos otros lugares del mundo como en nuestro país. 

Es un postre muy fácil de preparar y un buen recurso si no tienes mucha idea repostera. Eso sí, los ingredientes tienen que ser de primera calidad ya que no todo vale para hacer un delicioso Tiramisú.

Éste es el clásico, hecho solamente con las yemas de los huevos y sin licor. Hoy en día hay gran cantidad de variedades, de hecho hay quien sustituye el mascarpone por otro tipo de queso y le añade nata montada. Incluso hay Tiramisú de fresas o de té matcha.

Os invito a que lo hagáis en casa. Estoy segura que repetiréis una y otra vez.

INGREDIENTES

  • 200 ml de café expresso frío
  • 150 g de «savoiardi» (bizcochos)
  • 70 g de yemas de huevo (4 yemas)
  • 90 g de azúcar
  • 250 g de mascarpone 45% MG (cuánto más graso, mejor)
  • 40 g de cacao puro soluble

PREPARACIÓN

Hacer un café expresso. Dejar enfriar. Empapar los savoiardi en el café sólo durante 3 segundos para que no se rompan. Reservar en un plato.

Batir las yemas con el azúcar hasta que se observe que la mezcla tiene un color claro tirando a blanco. Añadir el mascarpone y mezclar.

Montar en copas de la siguiente manera: colocar en el fondo los savoiardi partidos, luego una capa de la crema de mascarpone, huevo y azúcar ayudándonos de una manga pastelera. Encima otra capa de savoiardis y otra de la crema. Acabar espolvoreando cacao amargo por encima.

Guardar durante una hora y media en el frigorífico antes de servir.

Merienda, Postres, RECETAS, Tortitas

TORTITAS DE CALABAZA CON COBERTURA DE CHOCOLATE

Estas tortitas de calabaza con cobertura de chocolate son una alternativa deliciosa y saludable para una merienda por ejemplo.

Un poco diferentes a los «pancakes» tradicionales, son ideales para introducir verduras en los postres. En este caso se han acompañado de cobertura de chocolate y frutos secos.

También se pueden hacer saladas. No hay más que prescindir del chocolate y presentarlas acompañadas de jamón y queso, por ejemplo.

En nuestro caso, la calabaza representa un gran aporte de fibra y agua y un bajo contenido en calorías.

Esta receta es muy fácil y rápida de elaborar por lo que no tienes excusa para no hacerla. Es ideal para una merienda con niños que devorarán las tortitas sin piedad.

INGREDIENTES

Tortitas:

  • 100 g de calabaza asada
  • 30 g de harina de almendras
  • 10 g de almidón de patata
  • 1 huevo tamaño «L»
  • Aceite de oliva virgen extra

Cobertura:

  • Chocolate negro para fundir
  • Pistachos
  • Almendras 
  • Frambuesas

ELABORACIÓN

Triturar todos los ingredientes de las tortitas. Guardar la masa en la nevera tapada con papel film.

Precalentar una sartén antiadherente o «crepera» a media temperatura. Engrasarla con aceite de oliva virgen extra ayudados por un pincel.

Una vez haya reposado 10 minutos en la nevera, añadir dos cucharadas de la masa y procurar que se haga una forma redonda. Esperar a que salgan una burbujitas y empiece a cuajar. Dar la vuelta con cuidado y dejar que se cuezan unos minutos más.

Continuar con el mismo proceso hasta que se acabe la masa. Dejar que se enfríen.

Fundir con cuidado el chocolate en el microondas y tirarlo por encima. Dejar que se enfríe y decorar con los frutos secos machacados a mortero y las frambuesas.

Otra opción es comerlas calientes o templadas.

Manchega, Masas dulces, Merienda, Postres, RECETAS, Semana Santa

PESTIÑOS

Hoy os traigo una receta dulce y antigua, con orígenes en mi tierra, La Mancha, pero con clara influencia andaluza.

Los pestiños son unos dulces típicos en Navidad y Semana Santa, son pura tradición y su receta ha pasado de madres a hijas. Estamos ante una mezcla de culturas ya que su historia es muy curiosa con influencia cristiana, judía y musulmana.

El pestiño es un dulce elaborado con una masa de harina, frito en aceite, regado con vino y anís y bañado en azúcar o miel. Ya en «El Quijote» se referían a ellos como «…estos pastelillos fritos…».

INGREDIENTES 

  • 65 g de aceite de oliva virgen extra
  • Ralladura de 1/2 limón
  • 65 ml de vino blanco
  • 15 ml de anís
  • 160 g de harina de trigo tamizada
  • Una pizca de sal
  • Azúcar de girasol para freír
  • Azúcar para el rebozado

ELABORACIÓN

Infusionar el aceite de oliva. Para ello ponerlo a calentar en un cazo. Una vez caliente, retirar del fuego y añadir la ralladura de limón.

Volcar en un bol. Añadir el vino blanco, el anís, la harina y la sal. Mezclar y amasar durante 5 minutos. Dejar descansar la masa y volver a amasar durante 5 minutos más. La masa quedará aceitosa por lo que tendrá apariencia elástica, no pegajosa.

Hacer una bola, cubrir con papel film y dejar reposar durante 30 minutos a temperatura ambiente. Extender la masa con rodillo y cortar unos cuadrados de 6×6 cm. Doblar las esquinas hacia adentro y pegarlas con los dedos añadiendo una gota de agua para ello.

Hacer los pestiños en una sartén no muy grande y con abundante aceite de girasol. Freír sin poner muchos pestiños a la vez. sacar de la sartén y colocar sobre papel absorbente.

Rebozar en azúcar y… a disfrutar.

Arroz, Manchega, Merienda, Postres, RECETAS

ARROZ CON DUZ

Este arroz con duz es un postre muy antiguo y por supuesto manchego, concretamente de la provincia de Ciudad Real. «Duz» es uno de los vocablos que los lugareños utilizaban para definir algo dulce.

Este maravilloso arroz no lleva leche sino agua. Es probable que la causa fuera porque tradicionalmente en La Mancha el ganado era fundamentalmente cabras y ovejas pero no vacas, por lo que los postres con leche eran más bien escasos.

Hoy os dejo medidas pero eso me ha costado un montón. Esta receta es de mi abuela, luego de mi madre, de mis tías pero ninguna de ellas repararon en usar los gramos. Utilizaban las cucharadas, los vasos y los cazos como medidas. Una receta tradicional perdida y rescatada muy propia de la Semana Santa.

Como siempre os digo, estas recetas son humildes en cuanto a ingredientes pero sensacionales en cuanto a sabor. Parece ser que la canela y el azúcar que sobraba de hacer las torrijas se aprovechaban para decorar el plato. Definitivamente no se desperdiciaba nada.

Por último deciros que se sirve bien fresquito, en un gran plato hondo en el centro de la mesa. Cada comensal da cuenta de su ración comiendo todos del mismo plato.

INGREDIENTES

  • 1 corteza de limón
  • 1 palo de canela
  • 1 corteza de naranja
  • 60 g de aceite de oliva
  • 1/2 kg de arroz de grano redondo
  • 1,5 l de agua + lo que necesites
  • 1/2 kg de azúcar blanco
  • Canela en polvo

ELABORACIÓN

Poner a calentar el aceite sin que coja mucha temperatura. Aromatizar con las cortezas de naranja y limón.

Poner a hervir el agua y echarle el aceite frito aromatizado con los cítricos. Añadir uno o dos palos de canela. Dejar unos 3 minutos y retirar las cortezas y la canela (tienes la opción de dejarlos y de encontrártelos luego en el arroz).

Colocar en otro cazo el azúcar a caramelizar, sin mover el cazo para que no cristalice. Añadir con cuidado el agua aromatizada con el aceite de cítricos. Cuando el agua empiece a hervir y una vez se haya deshecho el caramelo, echar el arroz y remover para que no se pegue con el azúcar. Bajar el fuego. En este punto se puede añadir más agua para evitar que el arroz quede seco.

Cuando el arroz esté hecho (no «al dente»), aproximadamente después de 30 minutos, dejar reposar durante 1 minuto más o menos y volcar en platos o cuencos.

Espolvorear con canela y decorar con la piel cocida de los cítricos y el palo de canela.

Poner a enfriar en el frigorífico en los recipientes tapados con papel film.

 

Bizcochos, Merienda, Postres, RECETAS

BIZCOCHO SALUDABLE DE ALMENDRAS Y COCO

Qué ganas tenía de comerme un buen bizcocho saludable y bajo en azúcares. Estoy cuidándome un pelín y qué mejor manera para endulzar mis momentos  de ansiedad sin remordimientos que este «bizcocho saludable de almendras y coco».

bizcocho 2

Si os gusta el coco no podéis dejar de probar este bizcocho, es ideal para un desayuno o una merienda. Eso sí, hay que tener en cuenta que lleva un pequeño porcentaje de avena así que no es libre al 100% en carbohidratos, pero sí tiene muy pequeña cantidad.

Unos simples cambios bastan para convertir las recetas más dulces en opciones aptas para cualquier dieta.

¿Queréis probarlo?

INGREDIENTES:

  • 65 g de harina de almendras
  • 25 g de harina de coco
  • 60 g de harina integral de avena
  • 8 g de levadura química
  • 50 g de aceite de coco o de oliva
  • 2 huevos L
  • 50 g de eritritol o  cualquier otro edulcorante
  • 50 ml de bebida de avena
  • 15 g de mousse o crema de Almendra
  • 30 g de coco rallado
  • 5 g de esencia de vainilla
  • Canela, una pizca de sal y nuez moscada
  • Para hidratarlo y decorarlo:
    – 50 ml de bebida de avena + 20 g de eritritiol y in chorrito de anís
    – 30 g de coco rallado

ELABORACIÓN:

Precalentar el horno a 180º C con calor arriba y abajo.

Batir los huevos bien con una pizca de sal, añadir el eritritiol y seguir batiendo. A continuación, echar el aceite y batir. Añadir la bebida de avena y el mouse de almendra. Cuando esté todo bien batido añadir la esencia de vainilla, la canela y la nuez moscada. Volver a batir e incorporar el coco rallado.

Integramos las harinas, primero la de avena, luego la de almendras y por último la de coco mezclada con la levadura.

Mezclar todos los ingredientes hasta formar una masa bien integrada. Dejamos reposar unos minutos.

Mientras tanto, embadurnamos de aceite un recipiente de plum cake en el que colocaremos un rectángulo de papel sulfurizado en su base.

Extendemos la mezcla y horneamos a 180º C, sólo con calor abajo, durante 40 minutos.

Enfriar a temperatura ambiente, desmoldar, hidratar con la mezcla de bebida de avena y eritritiol. Decorar con coco rallado.

bizcocho 1

Bizcochos, Chocolate, Merienda, Postres, RECETAS

COULANT DE TURRÓN CAPRITX DE TRES CHOCOLATES

Qué ganas tenía de hacer este coulant de turrón de chocolate. Ya sabéis que estos pastelitos reciben varios nombres: coulant, volcán…. Yo he querido mostraros mi versión con turrón de tres chocolates y os puedo decir que ha sido un verdadero éxito.

COULANT 2

A pesar de todos los nombres que estos pastelitos puedan recibir este postre se reduce a un bizcocho caliente con una estructura crujiente por fuera y chocolate cremoso por dentro. Ésta es una versión sencilla, un postre muy fácil, así que no tengáis miedo si os decidís a hacerlo.

Si eres un verdadero amante del chocolate no te quedarás indiferente cuando claves la cuchara y empiece a salir la lava de ese volcán de ensueño.

INGREDIENTES:

  • Un poco de mantequilla para engrasar/untar.
  • 3 huevos.
  • 125 g de azúcar.
  • 1 pizca de sal.
  • 125 g de turrón «capritx de tres chocolates«.
  • 100 g de mantequilla.
  • 60 g de harina.
  • 20 g de cacao en polvo.
  • Un trozo de 10 g de chocolate negro para fundir.

ELABORACIÓN:

Untar con mantequilla 3 moldes y dejarlos en el congelador. Precalentar el horno a 210º C.

Batir los huevos, el azúcar y una pizca de sal con un procesador de alimentos o robot de cocina.

Triturar el turrón «capritx» y añadirle la mantequilla fundida. Incorporar esta pasta a los huevos batidos y mezclar bien hasta que quede todo bien integrado. A continuación agregar la harina y el cacao puro. Mezclar a máxima potencia.

Repartir la mezcla en los moldes sin llegar al borde. Introducir el trozo de chocolate negro en el centro de la mezcla de cada molde.

Hornear durante 12 minutos a media altura y a temperatura de 210º C (dependerá de cada horno). 

Servir seguidamente.

Consejo: no precalentar la bandeja del horno ya que al colocar los moldes helados, éstos podrían romperse.

COULANT 1

Merienda, Postres, Queso, RECETAS, Tartas

TARTA DE QUESO MANCHEGO Y UVAS EN REDUCCIÓN DE VINO

Tenía muchas ganas de hacer esta receta tan especial para mí. Esta tarta de queso está hecha con productos manchegos 100% como son el queso, las uvas y el vino. Son una buena muestra de lo que la tierra y nuestro ganado nos dan. 

No es un postre típico manchego y tartas de queso hay miles, con horno, sin horno,… Ésta en especial puede parecerse a la «Tarta de la Viña» aunque el hecho de que lleve uvas y queso hace que se distancie de ella.

nfd

El caso es que, de cualquier manera, la tarta de queso es una muy buena opción para un postre o para una merienda.

INGREDIENTES

Para la reducción de vino y uvas:

  • 20 uvas moscatel.
  • 30 ml de vino blanco Airén.
  • 30 g de azúcar.
  • 1 rama de canela.

Para la base de galleta:

  • 150 g de galletas «tipo María».
  • Sal maldon.
  • Canela en polvo.
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra.
  • 2 claras de huevo.

Para la tarta de queso:

  • 250 g de queso manchego semi curado.
  • 250 g de queso crema.
  • 225 g de nata 35% mg.
  • 3 huevos tamaño «L».
  • 170 g de azúcar.
  • 15 g de harina de trigo.

ELABORACIÓN 

Precalentar el horno a 200º C con calor arriba y abajo. Forrar un molde circular con papel sulfurizado humedecido.

Poner las uvas peladas y sin semillas en un cazo junto con el vino, el azúcar y la rama de canela. Reducir a la mitad y reservar.

Triturar las galletas con un robot de cocina o una batidora potente. Incorporar la sal maldon, la canela en polvo al gusto, el aceite y las claras de huevo. Volver a triturar hasta hacer una pasta homogénea.

Extender esta pasta de galleta en el fondo del molde y sobre el papel sulfurizado. Hornear durante 10 minutos a 180º C con calor arriba y abajo.

Introducir en un robot de cocina o batidora potente, los dos tipos de queso, la nata, los huevos, el azúcar y la harina. Triturar todo mezclando muy bien. Verter la mezcla sobre la base de galleta horneada. Colocar por encima las uvas maceradas resultado de la reducción. Reservar el líquido de la reducción.

Hornear durante 40 minutos a 200º C con calor arriba y abajo. Vigilar los últimos minutos del horneado: el centro de la tarta tiene que «bailar» para estar en su punto. Dejar dentro del horno, apagado, durante 1 hora. Sacar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente.

Decorar con uvas lavadas pero con piel y aderezadas con el líquido de la reducción que habíamos reservado.

Bizcochos, Desayuno, Merienda, Postres, RECETAS

DONUTS DE BONIATO Y CHOCOLATE AL HORNO

Hoy os propongo esta deliciosa receta de donuts. Pero no son unos donuts normales, están hechos al horno. Estos donuts de boniato y chocolate al horno son una deliciosa alternativa para un desayuno o una merienda saludable y saciante.

Podrás disfrutar de cada bocado sin demasiados remordimientos. El bizcocho que lleva es muy parecido a un brownie, suave y esponjoso a vez.

Su preparación no tienen ninguna dificultad y si tienes niños es una buena ocasión para que te ayuden a hacerlos.

dav

INGREDIENTES

  • 2 huevos grandes.
  • 50 g de azúcar.
  • 250 g de boniato asado y pelado.
  • 50 g de mantequilla con sal.
  • 100 g de harina de repostería.
  • 5 g de levadura química.
  • 50 g de crema de leche.
  • 50 g de leche.
  • 60 g de cobertura de chocolate negro fundido.
  • Una cucharada de crema de vainilla.
  • 200 g de cobertura de chocolate (para cubrir los donuts).
  • Toppings: granola, bayas de goji y pipas de calabaza.

ELABORACIÓN

Batir muy bien los huevos, la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar en un procesador o batidora potente. Cuando haya blanqueado añadir los boniatos y volver a triturar a máxima potencia.

Añadir la leche, la crema de leche, la crema de vainilla y los 60 g de chocolate fundido y templado. Volver a batir. Cuando estén todos los ingredientes bien mezclados incorporar la harina y la levadura tamizadas. Volver a batir. Volcar la mezcla en una manga pastelera.

Poner mantequilla o aceite en un molde de donuts y rellenar con la manga pastelera.

Precalentar el horno a 200° C. Hornear con la bandeja en la posición intermedia, a 180° C durante 15 minutos.

Apagar el horno y dejar reposar los donuts dentro durante 5 minutos. Sacar y dejar enfriar. Desmoldar y poner en una rejilla.

Fundir los 200 g de cobertura de chocolate en el microondas en intervalos de 30 segundos hasta que esté completamente fundido (cuidado que no se queme). Esperar unos minutos para que no esté tan caliente e ir bañando los donuts. Volver a ponerlos en la rejilla.

Decorar con los toppings (granola, bayas de goji y pipas de calabaza) y esperar a que la cobertura se endurezca.

Merienda, Postres, RECETAS, Reyes, Roscones

ROSCÓN DE REYES RELLENO DE CREMA MASCARPONE CON GRAND MARNIER

Falta tan solo un día para que todos celebremos el día de Reyes. Es una tradición en nuestro país y es la culminación y final de las Navidades. Una fiesta en la que los niños son protagonistas y donde las familias se reúnen en torno a una mesa, después de abrir los regalos, para disfrutar de una deliciosa comida con el Roscón como colofón.

R2

El Roscón simboliza el pasaje bíblico del encuentro de los Reyes Magos de Oriente con el Niño Jesús. 

Su forma circular tiene que ver con el círculo infinito del amor, que no tiene ni principio ni fin. Y es todo un símbolo de paz, amor y esperanza. 

Esta receta del Roscón de Reyes relleno de crema mascarpone con Grand Marnier no necesita largos tiempos de levado por lo que en una mañana lo tendréis listo.

INGREDIENTES

Del roscón:

  • 1/2 kg de harina de fuerza.
  • 100 g de huevo.
  • 90 g de azúcar.
  • 125 g de agua.
  • 40 g de zumo de naranja.
  • 25 ml de agua de azahar.
  • Ralladura de una naranja.
  • 100 g de mantequilla.
  • 25 g de levadura fresca.
  • 10 g de sal.

Del azúcar perlado:

  • 200 g de azúcar glas.
  • 40 ml de agua.

De la crema de mascarpone con Grand Marnier:

  • 250 g de mascarpone.
  • 125 g de nata líquida fresca 35% mg.
  • 70 g de azúcar glas.
  • 1 piel de naranja.
  • 10 g de Grand Marnier.

ELABORACIÓN

Del roscón:

Amasar todos los ingredientes excepto la sal, la levadura y la mantequilla. Cuando esté amasado añadir la levadura y seguir amasando.

Añadir la sal y seguir amasando (hacer la prueba de la membrana que consiste en coger una pequeña porción de masa aproximadamente del tamaño de una pelota de golf y estirarla con cuidado entre los dedos y si la masa se estira sin romperse formando un velo ya está. Si se desgarra debemos seguir amasando un poco más).

Incorporamos la mantequilla fría y cortada en trozos pequeños. Dejar la masa en frío durante una hora. 

Cortar la masa en porciones de 400 g de peso y darle forma alargada. Dejar enfriar en el frigorífico hasta que la masa endurezca.

Sacar del frigorífico. Estirar la masa con ayuda de un rodillo y luego enrollarla haciendo un cilindro.

Poner sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado y dejar fermentar durante 2 horas o hasta que doble su volumen.

Pintar con huevo y añadir por encima almendra laminada sin tostar y azúcar perlado, cuya elaboración se explica a continuación.

Hornear durante 20 minutos a 190º C.

Del azúcar perlado:

Mezclar en un bol el azúcar con el agua hasta conseguir una pasta compacta. Hacer una bola. Presionar muy bien para que no se deshaga. Dejar secar un rato.

Extender papel vegetal en una bandeja y, con un rallador, rallar la bola para que las pequeñas porciones de azúcar caigan sobre el papel.

Dejar secar a temperatura ambiente unas horas. mejor hacerlo de un día para otro.

Desgranar el azúcar que haya quedado pegado y guardar en un tarro de cristal.

De la crema de mascarpone con Grand Marnier:

Colocar el mascarpone en un bol. Condimentar con la ralladura de la piel de naranja y aromatizar con el licor Grand Marnier. Mezclar con un batidor para suavizar la crema.

Por separado, en otro bol, verter la nata líquida fresca con batidora eléctrica o planetaria. Empezar a batir la nata. Cuando esté semibatida, añadir poco a poco el azúcar glas. Seguir batiendo hasta que la mezcla quede espumosa.

En ese punto, agregar la crema de mascarpone y mezclar suavemente los dos compuestos con una espátula para no quitar la crema.

Con las cantidades utilizadas salen dos roscones para seis personas cada uno.

 

Desayuno, Masas dulces, Merienda, Postres, RECETAS

ROLLS DE CHOCOLATE

Hoy os traigo una receta muy molona y fácil de hacer. Sólo tenéis que respetar los tiempos de levado que en este caso no son muy largos. Y, finalmente, hacer el relleno de chocolate que es muy fácil.

14

No son los típicos rollos de canela aunque puedan parecerlo. Son una versión con chocolate de los «cinnamon rolls».

Eso sí, os digo que cuando los pongáis en la mesa desaparecerán en un segundo. Es una idea para estos días de fiesta que nos quedan todavía por disfrutar.

INGREDIENTES

Para la masa:

  • 400 g de harina de fuerza.
  • 50 ml de agua.
  • 100 ml de leche.
  • 30 g de azúcar glas.
  • 50 g de mantequilla.
  • 1 huevo.
  • 15 g de levadura fresca.
  • 1 pizca de sal.
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla.

Para el relleno:

  • 70 g de mantequilla.
  • 150 g de chocolate negro.
  • 60 g de azúcar moreno.
  • Unas gotas de esencia de vainilla.

Para el glaseado:

  • 7 cucharadas de azúcar glas.
  • 6 cucharadas de leche.

ELABORACIÓN

De la masa:

Calentar un poco de agua y disolver la levadura removiendo con una cuchara.

Poner en un bol grande, la harina, el azúcar glas y la sal. Calentar un poco de leche y la mantequilla y añadimos al bol junto con el huevo, la esencia de vainilla y la levadura disuelta previamente. Mezclar con las manos.

Poner sobre la encimera un poco de harina y amasar durante unos 10 minutos. También se puede hacer con un robot de cocina.

Hacer una bola, poner en un bol y tapar con un trapo de cocina o papel film. Dejar reposar durante 1 hora o hasta que la masa doble su volumen.

Cuando haya doblado su volumen, estirar la masa con un rodillo dándole forma de rectángulo.

Del relleno:

Calentar un poco en el microondas y en un bol, la mantequilla para ablandarla. Batir con el azúcar moreno y la esencia de vainilla.

Picar el chocolate y mezclar con lo anterior.

Del azúcar glas:

En un bol pequeño poner el azúcar glas y la leche. Remover hasta que no queden grumos, consiguiendo una mezcla cremosa.

Horneado y presentación:

Extender el relleno por toda la masa. Enrollar y cortar a tozos.

Colocar los rollos en una bandeja y tapados con un trapo, dejando separación entre ellos ya que vamos a esperar a que leven durante 1 hora más o hasta que doblen (otra vez) su volumen. 

Una vez hayan crecido los rollos, precalentar el horno a 200º C.

Hornear durante 10 minutos o hasta que veamos que los rollos están dorados.

Sacar del horno y añadir el glaseado por encima.

¡¡¡¡¡¡¡¡ Qué los disfrutéis mucho !!!!!!!!