CALDERETA DE SEPIA

La caldereta de sepia es un plato marinero de lo más completo que, preparado con poco tiempo pero con cariño, resulta una verdadera delicia.

La llegada de la primavera no implica el dejar de comer guisos de invierno pero procuraremos que sean más ligeros sustituyendo la carne por pesado por ejemplo y añadiendo verduras de temporada.

Screenshot_20200320_165030.1Esta receta es una especie de “estofado”. También podemos añadir, como variante,  almejas, mejillones y langostinos.

La importancia de comer pescado que nos aporta “omega-3” (grasa buena), mejora nuestro sistema inmunológico.

En definitiva, la caldereta de sepia es un plato que además de rico rico, es muy saludable.

INGREDIENTES

  • 500 g de sepia limpia y cortada
  • 250 g de guisantes
  • 4 chalotas
  • 4 cucharadas de tomate triturado
  • 4 ajos tiernos
  • 4 patatas medianas
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • 3 cucharadas de ron
  • Aceite, sal y pimienta al gusto
  • Caldo de pescado para cubrirlo todo
  • 2 huevos duros de guarnición

PREPARACIÓN

Ponemos una cazuela con aceite de oliva, lo calentamos y hacemos un sofrito a fuego medio con cebolla. Cuando la cebolla esté transparente y un poco dorada, incorporamos los ajos tiernos y el pimiento rojo.

Dejamos pasar unos minutos y añadimos el tomate triturado, manteniendo el fuego no muy alto para que se vaya haciendo y echamos una cucharadita de azúcar.

Añadimos la sepia, damos unas vueltas y salpimentamos. Seguimos rehogando, rociamos con el ron y dejamos que se evapore.

Echamos las patatas cortadas (rotas para que se espese el caldo), lo cubrimos todo con el caldo de pescado y damos unas vueltas para que cojan más sabor.

Dejamos a fuego medio hasta que las patatas estén casi “al punto”. Es el momento de echar los guisantes, el ajo y el perejil. Dejamos cinco minutos más y apagamos el fuego. Reposar.

Cocemos unos huevos duros y los servimos acompañando el plato.

Screenshot_20200320_201931.1

 

 

 

 

LES GRANDS BUFFETS DE NARBONNE

En dos horas escasas, cruzando los verdes prados y bosques de Girona, atravesando la llanura de la región del Languedoc-Rosellón francés y bordeando sus albuferas y marismas llegamos, casi sin darnos cuenta, a Narbonne.

Hoy os voy a hablar de un maridaje perfecto: RENFE-SNCF en Cooperación, la ciudad de Narbonne y Les Grands Buffets.

Nuestra experiencia empieza en la estación de Sants de Barcelona, pero podría ser Atocha en Madrid o Delicias en Zaragoza, por ejemplo.

Es subir en el tren y respirar tranquilidad, confort y amabilidad. Todo lo que necesitas para viajar trabajando o por placer.

Narbonne

La ciudad Histórico-Artística de Narbonne, capital de la Galia Narbonesa, residencia de los reyes visigóticos y ciudad archiepiscopal, con sus más de 2500 años de antigüedad, alberga un rico patrimonio. En pleno centro histórico, hay dos edificios, declarados Monumento Histórico, de obligada visita: la Catedral de San Justo y San Pastor y el Palacio de los Arzobispos.

La inacabada catedral de Narbonne (siglos XIII-XIV), conserva un coro completamente espectacular que, con sus 41 metros en la bóveda, es el coro gótico más alto del sur de Francia. El claustro gótico nos ofrece un tranquilo paseo antes de dirigirnos al jardín del Arzobispado, donde nos pararemos a contemplar los arbotantes y la torre sur de la catedral, así como la fachada del palacio nuevo. El palacio de los Arzobispos es la sede del Ayuntamiento, el Museo de Arte y el Museo Arqueológico, y hay que recorrer las diferentes partes que lo componen: palacio viejo de origen románico, torreón Gilles Aycelin, palacio nuevo de estilo gótico, torres de San Marcial y de la Magdalena. Construido entre finales del siglo XIII y principios del XIV, el torreón ofrece desde su terraza superior una vista panorámica de Narbonne, el litoral, Les Corbières y los Pirineos.

Después de esta visita, nos podemos sentar a tomar un café en alguna de las terrazas de la animada plaza del Ayuntamiento. Luego, proseguimos nuestro recorrido en dirección al canal de la Robine y su precioso paseo de las Barcas.

La ciudad tiene un gran repertorio de museos: el Museo Arqueológico, con su magnífica exposición de pinturas romanas; el Museo Histórico-Artístico, con colecciones de bellas artes y artes decorativas; el Museo Lapidario, instalado en la antigua iglesia de Nuestra Señora de Lamourguier; y la casa natal de Charles Trenet, que hoy en día está completamente consagrada al famoso “cantante loco”.

Les Grands Buffets

Una de las señas de identidad de Narbonne desde 1989, año de su inauguración, es el restaurante “Les Grands Buffets” ubicado dentro del complejo lúdico “Espace Liberté” a escasos 15 minutos andando desde el centro de la población. Les Grands Buffets es fruto de la imaginación de su director Louis Privat, actor en su juventud. Soñaba con crear, según dice, “un restaurante para el gran público, que a su vez recuperara el lujo, la tradición culinaria francesa y los servicios de mesa más clásicos”.

La palabra “buffet” nos evoca a aglomeración de comensales, a comida en la que prima la cantidad frente a la calidad, a montañas de platos acumulados, a niños correteando por los comedores. Pues nada más lejos de la realidad. Ya entrando en el local tienes sensación de calidez y elegancia: la madera, los tapices, los dorados y cromados te rodean y te invitan a degustar en lugar de comer, a permanecer en lugar de pasar y en definitiva a disfrutar de la alta calidad y variedad de las viandas y caldos que se ofrecen.

Mención especial al salón “la Tente d’Apparat” de estilo Louis XIV inaugurado en 2019, coincidiendo con el 30 aniversario de la apertura de Les Grands Buffets. En realidad es una terraza comedor protegido de los rayos del sol en el que la máxima es “la comida como fiesta”, emulando una tienda levantada por Luis XIV en sus jardines para invitar a la corte a una gran cena en un ambiente barroco del siglo XVII, con lámparas de araña y lágrimas de cristal, grandes espejos dorados, arcones de marquetería, consolas de madera y candelabros de plata.

En cuanto a la oferta gastronómica, la encontramos en varios espacios monográficos:

La Mer: con su espectacular cascada de bogavantes acompañada de ostras, gambas, langostinos, cangrejos de mar, 6 variedades de salmón de Noruega y otros preparados de pescado y marisco exquisitos.

ptr

Le Fromage: con 111 referencias de quesos fundamentalmente franceses, incluye 4 españoles y 23 del resto de Europa. La selección ha sido realizada por Louis Privat, director de Les Grands Buffets, David Marrand, maestro quesero y Xavier Thuret, mejor artesano quesero de Francia, con el apoyo de L’Affineur du Chef.

Un reciente logro ha sido la obtención, el pasado mes de febrero, del Guinness World Records por poseer la mayor colección de quesos del mundo en un restaurante. El premio fue otorgado por el Embajador Español en Francia y el Ministro de Agricultura francés, en un acto celebrado en el Salon du Fromage et des Produits Laitiers de París.

La Rôtisserie: un espectacular asador a la vista, donde se cocinan los platos al momento y a gusto del comensal. Encontramos una pizarra que se actualiza diariamente con gran variedad de platos tradicionales franceses como el Cassoulet -guiso de alubias típico de la zona-, la Coquille Saint Jacques gratiné -vieiras gratinadas-, el “Vol au Vent” de ternera y setas, el Tournedo con ternera y foie y los Steak Tartar de buey y de caballo.

La Pâtisserie: la sensación frente a los aparadores de los postres es la de un niño boquiabierto pegado al escaparate de una juguetería. La oferta incluye más de 100 variantes de postres a cual más apetecible. Producto de un equipo de pasteleros profesionales que hornea seis horas, todos los días de la semana para ofrecer el pastel Saint Honoré, los eclairs con infinidad de rellenos, los macarons, los canelés de Burdeos, la Tarte Tatin o la crêpe Suzette preparada y flambeada en directo con gran maestría.

El final de fiesta no puede ser otro que una espectacular fuente de chocolate.

Todo ello sin olvidarse de las ensaladas, de los patés en terrina o micuit, de las 9 variedades artesanas de foie y de los embutidos. Área de jamones. Salsas de todo tipo y procedencia para acompañar cualquiera de los exquisitos platos. La enumeración y descripción es interminable, infinita.

Vinos: se ofrece una selección de 70 referencias de los mejores vinos del Sur de Francia, con la opción de copa o botella a precio de bodega lo que permite, a un precio razonable, hacer una cata de vinos de gran calidad. Finalmente, si alguno de ellos te enamora, tienes la posibilidad de llevarte 6 botellas a precio de bodega también.

Les Grands Buffets es una experiencia que, junto con la propia ciudad de Narbonne,  merece más de una visita. En un mismo día y desde cualquiera de las ciudades españolas donde opera el consorcio “RENFE-SNCF en Cooperación”, podemos desplazarnos cómodamente disfrutando del viaje, pasear por la bella Narbonne y degustar las maravillas gastronómicas de Les Grands Buffets.

El consorcio RENFE-SNCF en Cooperación ofrece servicio de trenes directos de alta velocidad para viajeros entre España y Francia. Te lleva a 15 ciudades francesas: Carcassone, Lyon, Marsella, Nimes, París, Toulouse, Perpignan, Narbonne, Béziers, Agde, Sète, Montpellier, Avignon, Aix-en-Provence y Valence, desde Madrid, Zaragoza, Tarragona, Barcelona, Girona o Figueres.

Galería de imágenes

 

CREMA DE LIMÓN CON CRUMBLE DE FRUTOS SECOS

Estoy segura que alguna vez en la vida has probado un mousse, una crema o una espuma de limón. Es un postre con una textura esponjosa, suave y con un toque agridulce. Uno de los postres favoritos de la repostería tradicional.

¿Sabéis que el mousse es un postre muy típico en Francia y que lleva siglos deleitando nuestros paladares?

Screenshot_20200227_013117

Existen varias maneras de hacer este postre: con crema de leche, con nata montada o con claras de huevo, por ejemplo. Hoy os traigo la versión más ligera: con leche evaporada.

Esta delicia os la presento con un crumble para darle ese contraste de sabor y textura tan característico. El crumble es una fina masa de harina, mantequilla (en este caso margarina de aceite de oliva), azúcar y también lleva en esta ocasión una mezcla de frutos secos y un toque de vainilla.

A continuación veréis que su elaboración es muy fácil. No requiere ninguna técnica específica.

INGREDIENTES para 4-6 personas

Crumble:

  • 50 g de mezcla de frutos secos: avellanas, cacahuetes, nueces.
  • 50 g de margarina
  • 100 g de harina
  • 25 g de azúcar moreno
  • Una pizca de sal
  • Esencia de vainilla – azúcar avainillado

Crema:

  • 200 ml de leche evaporada
  • 200 g de queso crema
  • 50 g de azúcar blanco
  • Zumo de un limón
  • Ralladura de 1/2 limón
  • Arándanos
  • Hierbabuena

PREPARACIÓN

Crumble:

Trituramos todos los ingredientes haciendo una pasta. Precalentamos el horno a 180º.

Ponemos la pasta en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado y extendemos bien.

Horneamos durante 15 minutos a 180º vigilando que no se pase (cada horno es diferente).

Dejar enfriar, desmenuzar con las manos y reservar.

Crema:

Tanto la leche evaporada como el bol que vamos a utilizar deben estar muy fríos (se dejan toda la noche anterior en el frigorífico).

Ponemos la leche en el bol y con una batidora con varilla comenzamos a montarla hasta que “espume”.

Exprimimos el limón y colamos. Rallamos la piel. Lo agregamos a la leche montada, poco a poco y sin dejar de batir.

Añadimos el azúcar en forma de lluvia sin dejar de batir.

Batimos el queso. Lo incorporamos poco a poco a la leche montada integrándolo bien.

Distribuimos en los recipientes donde vayamos a presentarla y guardamos en frío.

PRESENTACIÓN:

Decoramos la crema con el crumble, los arándanos y la hierbabuena. Espolvoreamos en forma de lluvia la ralladura de un limón.

Screenshot_20200308_175052

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

XATÓ

El xató es una experiencia gastronómica para “chuparse los dedos” que no se entiende si no es compartiéndolo en la mesa. Puedes comer tanto xató como quieras, porque es muy sano y tiene todos los beneficios de la dieta mediterránea.Screenshot_20200306_000843Un plato ligero a la vez que intenso; refrescante pero sabroso; tradicional e innovador, elaborado con los mejores productos de la huerta y del mar, que tradicionalmente se come en la mayoría de los hogares del Alt y Baix Penedès y del Garraf.

INGREDIENTES

De la salsa:

  • 35 almendras tostadas sin piel
  • 12 avellanas tostadas sin piel
  • 8 ñoras escaldadas
  • Aceite de oliva virgen (al gusto)
  • Sal y un pelín de vinagre (podéis prescindir)

Del plato:

  • 2 escarolas
  • 200 g de bacalao desalado
  • 150 g de ventresca de atún en conserva
  • 15 filetes de anchoas en aceite
  • Un puñado de olivas arbequinas y otro de olivas negras de Aragón al gusto.

*Se suele acompañar con tortilla de espinacas, de alcachofas o de judías blancas con butifarra negra.

ELABORACIÓN

Escaldamos las ñoras sin simientes en agua tibia durante un par de horas.

Dejamos la miga de pan en remojo con un poco de agua y vinagre.

Machacamos el ajo y la sal en el mortero. Una vez bien majados, le vamos añadiendo los frutos secos hasta conseguir una pasta homogénea.

Quitamos la carne de las ñoras previamente escaldadas y escurridas raspando con un cuchillo y la incorporamos al mortero. Una vez bien machacado escurrimos un poco la miga de pan y la echamos a la mezcla. Seguimos majando, en este punto vamos añadiendo el aceite lentamente y removiendo constantemente hasta obtener la consistencia deseada, ni muy líquida ni muy espesa.

Mezclamos un poco de salsa con la escarola, el atún, el bacalao y las olivas. Reservamos el resto de la salsa y el resto de los ingredientes para decorar el plato y presentarlo en la mesa.

Screenshot_20200306_001814

TORRIJAS

¡¡Ah las torrijas!! Se dice que en la antigua Roma ya había constancia de este sencillo y humilde manjar pero tuvieron que pasar algunos siglos para que se popularizara.

Inicialmente fueron de vino que no era perecedero. A pesar que en algunos lugares todavía se hacen de vino, las más frecuentes son las de leche. Son energéticas y en la Cuaresma se comían por su efecto saciante como sustitutivo de la carne.

Screenshot_20200226_212554

Podemos incluirlas en la “cocina de aprovechamiento”. Cada año se tiran a la basura millones de toneladas de pan, una triste cantidad de este producto que realmente podemos aprovechar para elaborar infinidad de recetas como por ejemplo estas maravillosas torrijas.

La verdad es que son pura delicia y tradición. ¿Quién puede resistirse a darles un buen bocado?

INGREDIENTES

Para las torrijas:

  • 1 barra grande (de 1/2 kilo) de pan del día anterior (puede ser pan especial para torrijas, pero no es imprescindible).
  • 1 litro de leche.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 2 ramas de canela.
  • 1 vaina de vainilla.
  • La piel de un limón.
  • 3 ó 4 huevos.
  • Aceite de girasol.

Para el rebozado:

  • 3 cucharadas de azúcar.
  • 2 cucharadas de canela en polvo.

PREPARACIÓN

Cortar el pan en rebanadas gruesas. Batir los huevos y dejarlos apartados en un bol. Calentar la leche en un cazo con la piel de limón, la canela y el azúcar. Rascamos bien la vainilla y se la incorporamos junto con la piel a la mezcla. Infusionamos todo y dejamos atemperar.

Empapar bien las rebanadas de pan – a mí me gusta ir dejándolas en una rejilla para que suelten el exceso de leche -. Se pasan las rebanadas de pan húmedas por huevo batido. Calentamos el aceite y las vamos friendo con cuidado .

Las sacamos, las colocamos sobre un papel absorbente y seguidamente sobre un plato las rebozamos en una mezcla de canela y azúcar, y listas para comer.

¡¡A disfrutar de este delicioso manjar!!

ptr

HOJALDRE DE CAMEMBERT CON FRUTOS ROJOS Y MOUSSE DE PISTACHOS

Hoy os traigo una receta que todos conocemos y que hemos hecho en casa más de una vez, no sólo por socorrida y fácil de hacer sino porque, además, está deliciosa. Será un éxito seguro entre nuestros invitados.

Screenshot_20200215_192541

En esta ocasión he utilizado un delicioso mousse de pistacho. Los pistachos con los que se ha elaborado son de excelente calidad y de una procedencia inmejorable. Son de La Mancha, concretamente de Socuéllamos, cómo no. ¿Verdad?.

El mousse de “Thoth Alimentación” se presenta con un embalaje en forma de pirámide guardando las proporciones de la pirámide de Keops y esto asegura que la estructura molecular del alimento sea perfecta.

Con estas premisas y teniendo en cuenta que es un producto 100% natural os aseguro que, de ahora en adelante, no va a faltar en mi despensa.

INGREDIENTES:

  • Una lámina de hojaldre con mantequilla (preferiblemente redonda. Si es rectangular se hace la circunferencia con un cuchillo).
  • Una porción de queso Camembert de 250 g.
  • Una tacita de frutos del bosque frescos o congelados.
  • 4 cucharadas de mousse de pistachos.
  • 2 cucharadas de cebolla caramelizada.
  • 1 huevo batido con un pelín de nata.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º.

Ponemos papel sulfurizado en una bandeja de horno. Colocamos encima el hojaldre y sobre él, el queso Camembert.

Le damos al hojaldre forma redonda, si no la tiene. Hay que dejar suficiente espacio para cubrir el queso por completo. Hacemos ocho cortes radiales desde el trozo de queso hacia fuera.

Rellenamos con la cebolla caramelizada, los frutos rojos y el mousse de pistachos.

Vamos envolviendo el queso con las tiras de hojaldre que hemos hecho. El queso debe quedar cubierto y bien cerrado.

Pintamos la superficie con huevo batido y nata.

Horneamos arriba y abajo a 200º durante 20 minutos o hasta observar que está doradito.

Podemos añadir más mousse entre capa y capa de hojaldre, a elección. Y ya tenemos listo nuestro “Hojaldre de Camembert con frutos rojos y mousse de pistachos”.

Servimos caliente.

 

CRÊPES DE ESPINACAS Y DE MORCILLA

Bonjour mes amis !!! Hoy es “La Candelaria”, estamos ya a 2 de febrero y en  Francia se celebra “La Chandeleur”, es el día de las CRÊPES y hay que invitar a todos a compartirlo.

IMG_20200202_083726_936La tradición francesa dice que en esta noche se tienen que comer las crêpes que se han preparado durante el día.

¿Sabíais que las crêpes son originarias de la región de La Bretaña? En la actualidad es un plato que se consume a diario en toda Francia.

Hoy os traigo unas crêpes “a mi manera”: crêpes de espinacas y de morcilla.

MASA DE LAS CRÊPES

Ingredientes:

  • 100 g de harina de trigo o integral.
  • 2 huevos.
  • 275 ml de leche desnatada o bebida vegetal.
  • 25 g de mantequilla o aceite de oliva suave.
  • Una pizca de sal.

Elaboración:

Mezclar todos los ingredientes y triturar bien con el brazo minipimer. Dejar reposar en la nevera durante una hora.

Poner un poco de aceite o mantequilla con brocha para pincelar una sartén antiadherente o una crepera.

Echamos un cacito de la mezcla y con movimiento circular repartimos la masa por toda la sartén. Dar la vuelta con una espátula y poner en un plato.

Del mismo modo hacer las siguientes y así sucesivamente, colocándolas una encima de otra. Reservar.

RELLENO DE LAS CRÊPES DE ESPINACAS

Ingredientes:

  • 200 g de espinacas.
  • Un chorrito de miel.
  • Una cucharada colmada de ricotta.
  • Una cucharada de cebolla caramelizada y otra de tomate caramelizado.
  • Un puñado de piñones.
  • Aceite de oliva.
  • Sal, ajo en polvo y cominos.

Elaboración:

Desmenuzamos y sofreímos todos los ingredientes, menos el queso ricotta que se le añade al final. Rellenamos la crêpe.

CRÊPES DE MORCILLA

Ingredientes:

  • 3 morcillas de unos 200 g entre las tres.
  • Una cucharada colmada de ricotta.
  • Una cucharada de cebolla caramelizada y otra de tomate caramelizado.
  • Un puñado de piñones.
  • Sal, aceite de oliva y pimienta.

Elaboración:

Quitamos la piel a las morcillas, las desmenuzamos y ponemos en la sartén con un poco de aceite, rehogamos y añadimos el resto de ingredientes excepto el queso ricotta que se lo echaremos al final. Rellenamos las crêpes y…… listas para comer!!!!