SOLOMILLO DE CERDO CON HIGOS, PISTACHOS Y VINO TINTO

El solomillo al vino es un plato delicioso y que se prepara en poco tiempo. Es una de esas recetas sencillas pero que quedan de lujo.

nfd

Esta preparación te va a sorprender. La salsa es una auténtica maravilla y ese toque dulce que se consigue con los higos le va que ni pintado. Por último están los pistachos que le dan esa textura tan particular. El contraste es muy agradable.

Con este solomillo de cerdo con higos, pistachos y vino tinto tendrás un plato económico y rápido que encantará a todos.

INGREDIENTES

  • 2 solomillos de 500 g cada uno.
  • 1 cebolla tierna.
  • 1 zanahoria.
  • 30 g de tomate frito casero.
  • 30 g de soja.
  • 2 dientes de ajo.
  • Harina para sellar la carne.
  • 60 ml de aceite de oliva.
  • 200 ml de vino tinto.
  • 5 higos.
  • 15 g de pistachos tostados.
  • 100 ml de agua o caldo.
  • Sal y pimienta.

ELABORACIÓN

Poner a calentar el aceite en una olla antiadherente. Trocear los solomillos en porciones de unos 3 ó 4 centímetros de grosor. Salpimentamos. Poner harina en un plato, pasar los trozos de solomillo y quitar la harina sobrante.

Sellar los trozos de carne hasta que cojan color. Dejarlos poco hechos en su interior. Apartar y reservar.

Troceamos en juliana la cebolla y la vamos sofriendo en el mismo aceite del solomillo. Hacemos en brunoise la zanahoria y la añadimos. Seguimos pochando. Incorporamos dos ajos picados previamente. Esperamos unos segundos y añadimos el tomate frito. Después de unos segundos más agregamos dos higos en trocitos. Incorporamos la salsa de soja y el vino.

Dejamos reducir hasta la mitad. Comprobamos que se ha evaporado el alcohol. En ese momento echamos el agua y dejamos que vaya pochando unos minutos más.

Añadimos unos pistachos, trituramos y pasamos por un chino.

Ponemos el solomillo troceado en la olla y le echamos la salsa por encima. Dejamos cocinando durante unos minutos, el tempo suficiente para que los sabores de la salsa impregnen la carne. No pasarse en la cocción, caso contrario quedará astillosa. La carne debe quedar jugosa. Salpimentar.

Servir con higos crudos y pistachos por encima.

nfd

 

BROWNIE DE CHOCOLATE BLANCO Y CREMA DE PISTACHOS

Cuando hablamos de “brownie” todos pensamos en chocolate negro y, por supuesto, sin levadura. Hoy os traigo un brownie muy poco convencional.

edf

Es verdad que brownie deriva de “brown”, marrón en inglés, por el color habitual del chocolate. En esta ocasión haremos una excepción usando chocolate blanco.

Es uno de los postres más extendidos en todo el mundo y es un clásico en la repostería que nunca falla. Los frutos secos hacen que su aporte en Omega-3 lo hagan muy saludable.

INGREDIENTES

  • 220 g de chocolate blanco.
  • 140 g de crema de pistacho.
  • 100 g de mantequilla.
  • 4 huevos.
  • 220 g de azúcar.
  • 60 g de harina de repostería.
  • 1 sobre de levadura química.
  • 60 g de pistachos.
  • 60 g de nueces.
  • Azúcar glas.

PREPARACIÓN

Fundir el chocolate blanco en el microondas (a intervalos cortos de segundos) o al “baño maría”. Incorporar y mezclar la crema de pistacho y la mantequilla a temperatura ambiente.

Batir las claras de los 4 huevos casi a punto de nieve. A añadir las yemas, el azúcar y la harina tamizada. Mezclar bien. Incorporar a esta mezcla el chocolate fundido con la crema de pistachos y la mantequilla. Añadir la levadura y mezclar. Romper y añadir las nueces junto con los pistachos.

Precalentar el horno a 160º C con calor en la zona inferior y con el ventilador.

Preparar un molde de horno cuadrado. Colocar en su base papel sulfurizado untado con mantequilla.

Hornear la mezcla a 160º C durante unos 30 minutos (dependerá de cada horno). Puede que necesite un poco más pero vigilando que no se os pase. El resultado final debe ser una “costra crujiente” por encima del brownie y tener un “color caramelo”.

Finalmente espolvoreamos con azúcar glas por encima.

Estoy segura que este brownie de chocolate blanco y crema de pistachos os encantará y, una vez lo hayáis probado, no podréis dejar de comerlo.

edf

HAMBURGUESAS DE SALMÓN Y BACALAO

Cuando pensamos en una burguer nos viene a la cabeza carne. Pues no siempre tiene por qué ser así. Aquí os presento unas ricas hamburguesas de salmón y bacalao.

IMG_20200908_072727_386

Estos dos pescados son una gran fuente de ácido graso Omega-3 por lo que constituyen un gran aliado para contener los niveles de colesterol y fortalecer nuestro corazón.

Estas hamburguesas de salmón y bacalao son una alternativa rápida y sabrosa para disfrutar en nuestras casas de una dieta menos monótona y más divertida. Creo que deberíamos incluirlas en nuestra alimentación habitual.

INGREDIENTES

  • 170 g de salmón fresco.
  • 170 g de bacalao desalado (ambos pescados ya troceados y sin espinas ni piel).
  • 2 rebanadas grandes de pan de molde de semillas.
  • 30 g de cebolla.
  • 1 diente de ajo sin gérmen.
  • 30 ml de aceite de oliva.
  • Sal, perejil y pimienta al gusto.
  • 2 huevos.
  • 30 g de pan rallado.
  • 25 g de nata ligera.

PREPARACIÓN

Ponemos el aceite de oliva en una sartén. Cuando empiece a estar caliente, echamos el salmón previamente salpimentado. Le damos vuelta y vuelta hasta que cambie de color y retiramos.

A continuación echamos el bacalao, primero por la parte de la piel. Sin añadir sal, le damos también vuelta y vuelta y retiramos.

Reservamos el aceite que nos ha quedado en la sartén. Desmenuzamos los dos trozos de pescado retirando piel y espinas. Reservamos.

En un robot de cocina ponemos el ajo, el pan de molde, la cebolla, el perejil, la pimienta y trituramos bien. Incorporamos los huevos, la nata y el aceite que hemos reservado. Volvemos a triturar y echamos esta masa en un bol. Añadimos el pescado desmenuzado y lo integramos. Por último añadimos el pan rallado. Podemos poner o no un poco más de sal.

Cubrimos el bol con papel film y lo dejamos reposar en el frigorífico durante una hora.

Untamos una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva. Vamos cogiendo cucharadas de pasta y las vamos depositando en la sartén. Con una espátula les damos forma redondita-circular y aplastamos. Les damos la vuelta con cuidado y apartamos.

Servir con alioli, con salsa de yogur o salsa de queso suave. Aunque solas también son deliciosas.

IMG_20200908_072727_369

BIZCOCHO DE CHÍA Y FRAMBUESAS

Este bizcocho de chía y frambuesas es fácil, rico, rápido y delicioso. Es ideal para desayunos y meriendas. Muy nutritivo, saludable y popular. En resumen, lo tiene todo.

La inclusión de frambuesas y semillas de chía le da un extra, no sólo de sabor si no también de color.

nfd

Las semillas de chía son una de las mejores fuentes vegetales de omega 3 del organismo. Es una planta que está muy relacionada con otras como la salvia, la albahaca o el tomillo. hoy en día está considerada como un “super alimento” con multitud de propiedades y beneficios para el organismo.

INGREDIENTES

Masa:

  • 2 Huevos.
  • 160 g de harina.
  • Una pizca de sal.
  • Una cucharadita de pasta de vainilla.
  • 3 cucharadas de chía.
  • 75 g de frambuesas.
  • 80 g de aceite de oliva suave.
  • 80 g de azúcar.
  • 1 sobre de levadura química.
  • 50 ml de leche entera.

Jarabe:

  • 50 ml de agua.
  • Una cucharada colmada de azúcar avainillada.
  • Un chorrito de licor (opcional).

ELABORACIÓN

Batimos los huevos con la sal y vamos incorporando el azúcar hasta que quede bien integrado. Incorporamos la leche y, a continuación, batimos el aceite y la pasta de vainilla. Añadimos las semillas de chía.

Tamizamos la harina, la incorporamos. Mezclamos bien. Añadimos y mezclamos bien también la levadura tamizada.

Volcamos en un  molde rectangular donde previamente habremos puesto en su base, papel sulfurizado y todo untado con aceite y mantequilla. Colocamos las frambuesas por encima de la masa y le ponemos un pelín de azúcar en forma de lluvia.

Precalentamos el horno a 180º C y horneamos durante 25-30 minutos (vigilar, cada horno es diferente).

Mezclamos el agua con el azúcar y, si os gusta el licor, se le puede añadir ron.

Echamos esta mezcla al bizcocho cuando aún esté caliente. Esto hará que quede jugoso.

Dejamos enfriar y desmoldamos.

nfd

CALABACINES RELLENOS DE ARROZ Y VERDURAS CON PARMESANO

Los calabacines rellenos son una receta tradicional de la cocina italiana. Son muy fáciles de preparar, sabrosos y seductores.

rhdr

Tratándose de una técnica antigua, no se conoce exactamente ni su historia ni su origen ya que en cada región italiana se preparan de formas diferentes. La base son las verduras y, en muchas versiones como en este caso, el arroz.

Los calabacines rellenos se pueden preparar de múltiples maneras, al horno o al fuego. Se pueden acabar con salsa de tomate o bechamel. En cualquier caso la receta clásica exige que los calabacines se hagan utilizando ingredientes caseros con restos de otras comidas. Esto es lo que los hace increíblemente apetitosos.

Aquí os presento estos deliciosos calabacines rellenos de arroz y verduras con parmesano.

INGREDIENTES:

  • 1/2 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 2 tazas de agua.
  • 1 taza de arroz.
  • 1 calabacín grande o 2 medianos.
  • 1/4 pimiento rojo.
  • 1/4 pimiento verde.
  • 250 g de champiñones.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.
  • 100 de parmesano.

ELABORACIÓN:

Poner el aceite en una cazuela antiadherente. Cuando esté caliente, añadir la cebolla cortada en “brunoise” a la que, una vez esté transparente, se le añade el ajo muy picado y los pimientos a dados. Damos unas vueltas e incorporamos los champiñones limpios y cortados a trocitos.

Salpimentar y apagar momentáneamente el fuego.

Lavar el calabacín y cortar en varios trozos grandes. Vaciar con una cuchara y retirar la carne del centro (dejar en los laterales suficiente grosor para que los calabacines tengan consistencia y se puedan rellenar).

Trocear la carne del calabacín y agregarla al sofrito. Cuando pasen 5 minutos echar el arroz y rehogar un minuto junto con las verduras. Añadir el agua caliente. Cocer a fuego medio durante 7 minutos, bajar a fuego lento durante 8 minutos más, rallarle el parmesano al gusto y dejar reposar.

Rellenar los calabacines con el arroz y espolvorear con más parmesano.

Precalentar el horno durante 5 minutos y hornear durante 15 minutos a 180º C.

Dejar reposar antes de servir.

dav

SOPA FRÍA DE MELÓN CON HIERBABUENA Y JAMÓN

La “sopa fría de melón con hierbabuena y jamón” es una de mis sopas imprescindibles del verano, por no decir la que más. Una sopa refrescante y con grandes propiedades saludables.

nfd

Para hacer esta sopa veraniega tienes que utilizar un buen melón y si es manchego mejor.

¿Sabes cómo seleccionar un buen melón? Hay que apretar con las manos por ambos extremos y se debe tener la sensación de estar ni muy duro ni muy blando. Para asegurarte de que sale bueno, dale unos toques con la palma de la mano. Si el sonido es seco está maduro. Otro indicio es que el extremo opuesto al del tallo, se hunda ligeramente.

El toque crunch se lo da el jamón deshidratado y, por supuesto, ese punto salado perfecto para el paladar.

El contraste de sabores y texturas produce adicción y si no, ya me contaréis.

INGREDIENTES:

  • 650 g de melón sin piel.
  • 150 g de leche evaporada.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva virgen aromatizado con hierbabuena.
  • Jamón ibérico en láminas.
  • Hierbabuena.

ELABORACIÓN:

Troceamos el melón sin la piel y lo echamos al vaso del robot de cocina. Le añadimos la sal, la pimienta y la leche evaporada. Incorporamos 3 cucharadas (20-30 ml) de aceite aromatizado con hierbabuena. Su elaboración se detalla más abajo.

Cerramos el robot y trituramos. Reservamos en una jarra o bol, en la nevera.

Aceite aromatizado con hierbabuena

En un tarro con cierre hermético ponemos 50 ml de aceite de oliva virgen y un buen puñado de hojas de hierbabuena limpia y seca.

Dejamos como mínimo un día macerando en el frigorífico.

Jamón deshidratado

Ponemos 3 lonchas de jamón ibérico entre dos papeles de hornear. Colocamos un peso encima que resista el calor (una bandeja por ejemplo).

Calentamos el horno a 180º y horneamos durante 20 minutos.

Dejamos enfriar y trinchamos fino.

EMPLATADO:

Echamos la sopa fría en los bols y le ponemos un chorrito más de aceite aromatizado y el jamón deshidratado.

Adornamos con la hierbabuena y…… a comer !!!!!

nfd

 

 

 

TORTA DE FRAMBUESAS

La torta de frambuesas es ideal para un desayuno, merienda o postre. Es muy socorrida os lo aseguro, porque además de ser una delicia, es muy rápida de preparar.

Screenshot_20200605_165458-01

Es muy nutritiva y popular en muchos países europeos incluyendo los eslavos en donde es un postre tradicional.

Los nutricionistas recomiendan incluir frutos rojos en la dieta diaria y no es casualidad, debido a los grandes beneficios que aportan a nuestra salud. La frambuesa aporta gran cantidad de reguladores, antioxidantes, vitamina C y ácido fólico. Esta fruta está compuesta por calcio, hierro, potasio y magnesio. Sus propiedades son tan amplias que, antiguamente, se recomendaba tomar una infusión a base de hojas de frambuesa para depurar.

Por todo esto y por lo rica que está, esta delicia va a formar parte de mis postres preferidos.

INGREDIENTES

Bizcocho:

  • 2 huevos.
  • 160 g de harina.
  • Una pizca de sal.
  • Una cucharadita de pasta de vainilla.
  • Un puñado de frambuesas (75 g).
  • 80 g de aceite de oliva suave.
  • 80 g de azúcar moreno.
  • 8 g de levadura química.
  • 50 ml de bebida de avena.

Jarabe:

  • 50 ml de bebida de avena.
  • Una cucharada colmada de azúcar avainillado.
  • Un chorrito de licor (opcional).

ELABORACIÓN

Bizcocho

Batimos los huevos con la sal. Vamos incorporando el azúcar hasta que quede bien integrado. Incorporamos la bebida de avena y batimos. Seguidamente añadimos el aceite y la vainilla. Tamizamos la harina. La incorporamos y mezclamos bien. Luego la levadura también tamizada previamente y mezclamos.

Volcamos en un  molde cuadrado y bajo, donde habremos puesto en la base papel sulfurizado. Todo untado con aceite o mantequilla.

Colocamos las frambuesas por encima de la masa y espolvoreamos un pelín de azúcar en forma de lluvia.

Una vez precalentado el horno a 180º, horneamos durante 25-30 minutos (el tiempo depende de cada horno).

Jarabe

Mezclamos la bebida de avena con el azúcar y, si os gusta, con el licor (yo le añado ron). Se puede sustituir la bebida de avena por leche.

Esta mezcla se la echamos a la torta cuando aún está caliente.

Dejamos enfriar y desmoldamos.

 

 

 

CREMA DE ZANAHORIA

La zanahoria podría resumirse como la reina de las raíces comestibles. Tiene un gran protagonismo culinario aunque ni en la actualidad ni en tiempos lejanos a gozado de mucho prestigio. Ni se ha consumido en grandes cantidades a pesar de sus muchas y valiosas cualidades.

nfd

Fue un alimento básico de nuestros antepasados, antes de volverse carnívoros y ha tenido grandes defensores como Miguel de Cervantes quién aseguró que “la alimentación de un hombre superior debe ser de frutos y raíces comestibles”.

En la Edad Media se cultivaban variedades moradas y blancas y no fue hasta el siglo XVII, gracias a los injertos, que se consiguió esta tonalidad anaranjada debida a los carotenos, este pigmento natural que el organismo transforma en vitamina.

La crema de zanahoria es una plato increíble y de fácil preparación. Además de tener muchísimas propiedades, está deliciosa.

Es una opción la mar de sencilla, que os saciará y os llenará de energía. La zanahoria contiene una combinación de nutrientes que le dan propiedades protectoras a la piel entre otras cualidades, ya que tiene un elevado contenido en carotenoides como el betacaroteno considerado la vitamina del anti envejecimiento de la piel.

Tiene propiedades anti cancerígenas protectoras de la piel, de las mucosas y de la vista.

Por todo ello entenderéis por qué esta crema forma parte de mi dieta diaria.

INGREDIENTES:

  • 1 cebolla grande.
  • 5 zanahorias medianas.
  • 1 patata.
  • 1 litro de caldo de verduras ó 1 litro de agua + 1 pastilla concentrada de caldo de verduras.
  • 150 ml de nata líquida para cocinar.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • 2 quesitos (opcional).

PREPARACIÓN:

Echamos aceite de oliva virgen extra en una cacerola y pochamos la cebolla, a fuego medio, durante 5 minutos sin dejar que llegue a tomar color.

Mientras tanto lavamos las zanahorias, retirando y desechando los extremos. Cortamos en rodajas. Pelamos la patata y troceamos. Agregamos la zanahoria, la patata y el caldo a la cacerola. Removemos.

Mantenemos a fuego medio durante 15 minutos o hasta que la zanahoria esté tierna. Trituramos y añadimos la nata líquida. Mezclamos bien.

Servimos inmediatamente.

Screenshot_20200629_081421

BACALAO AL PIL PIL A MI MANERA

El bacalao al pil pil es una de las recetas más tradicionales de la cocina vasca.

Screenshot_20200624_232617

Este plato consiste en una salsa llamada pil pil que se consigue ligando al aceite donde hemos frito el bacalao. El bacalao al freírse suelta una gelatina que ayuda a ligar con el aceite creando una salsa deliciosa. Podemos usar bacalao fresco o bacalao en salazón desalado.

Los ingredientes del bacalao al pil pil son básicamente cuatro: el bacalao, el ajo, el aceite y la guindilla. En este caso yo le añado el pimentón consiguiendo este particular bacalao al pil pil a mi manera.

INGREDIENTES:

  • 4 lomos de bacalao en su punto de sal.
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra.
  • 6 dientes de ajo.
  • 2 guindillas.
  • Pimentón de La Vera.

PREPARACIÓN:

Ponemos en una cazuela bastante aceite de oliva virgen extra, “a más aceite más salsa”, sofreímos los dientes de ajo laminados y las guindillas, retiramos y reservamos.

Bajamos el fuego y cocinamos los lomos de bacalao con la piel hacia abajo (pegándolos al fondo de la sartén) durante unos 12 minutos, a fuego muy suave ya que queremos que se “confite”.

Movemos de vez en cuando la cazuela. Sacamos los lomos y reservamos.

Ponemos todo el aceite en una jarrita y lo vamos añadiendo a la cazuela con una mano, ya sin fuego y muy despacito. Con la otra mano cogemos un colador con el que vamos dando vueltas moviendo el aceite. De esta forma logramos emulsionar la gelatina que contiene el bacalao. Ésta no es la auténtica manera de hacer el pil pil pero es rápida y efectiva además de quedar delicioso y de dar una textura muy parecida.

Ya sólo nos queda servir los lomos de bacalao con el pil pil por encima. Adornamos con los ajos y las guindillas. Finalmente espolvoreamos con pimentón de La Vera.

Screenshot_20200624_232640

COCA DE COCO DE SAN JUAN

Empezamos el solsticio de verano y con él llega la mágica noche de San Juan.

dav

Es la más pagana de las fiestas cristianas y su celebración, llena de agua, fuego, música y alegría, la acerca más a un divertido aquelarre que a una festividad religiosa.

Y no se entiende una fiesta sin su ritual gastronómico. Entra en escena la coca, una torta plana y dulce con infinidad de variantes, muy típica en toda la costa mediterránea.

INGREDIENTES

De la crema pastelera de coco:

  • 300 ml de leche de coco.
  • 2 cucharadas de azúcar o edulcorante.
  • 2 cucharadas de harina fina de maíz.
  • Aroma de vainilla.
  • Piel de limón.
  • Una tacita de coco rallado.
  • Canela en rama.

Del prefermento:

  • 95 g de harina de fuerza.
  • 55 ml de leche de coco.
  • 4 g de levadura seca.

De la masa:

  • 120 g de harina.
  • 2 g de sal.
  • 40 g de azúcar.
  • 1 huevo batido a temperatura ambiente.
  • Ralladura de limón.
  • Un chorrito de limón.
  • 40 g de mantequilla.

Para la decoración:

  • Coco rallado.
  • Almendra en láminas.
  • Papaya deshidratada.

ELABORACIÓN:

Crema pastelera de coco

Poner a calentar 200 ml de leche de coco con el azúcar o edulcorante, la canela y la piel de limón. En un vaso metemos los 100 ml restantes y disolvemos en frío la harina fina de maíz. Agregamos a la mezcla anterior removiendo constantemente.

Agregar el coco rallado y seguir removiendo durante unos 10 minutos a fuego suave. Pasar a una manga pastelera y dejar enfriar. Reposar en frío durante unas 4 horas.

Prefermento

Preparar el prefermento 4 ó 5 h antes. Mezclar la leche de coco tibia con la levadura. Dejamos que se active durante 10 minutos, añadimos a la harina y mezclamos sin amasar demasiado durante menos de un minuto.

Colocar en un bol tapado con film y dejar fermentar como mínimo durante 4 horas.

Masa

Mezclar el prefermento con todos los ingredientes de la masa menos la mantequilla y amasar durante unos 6 minutos. Incorporar la mantequilla en daditos y amasar durante 10 minutos más. Si no coge cuerpo para formar una bola, añadir un poco más de harina.

Poner en un recipiente ancho y tapar con un trapo. Dejar levar durante unas 2 horas en un lugar cálido.

Quitar el aire y amasar durante 1 minuto. Estirar la masa con ayuda de un rodillo dándole forma ovalada y dejando un grueso de un poco más de medio centímetro. Ponerla en una bandeja con papel vegetal. Tapar y dejar levar unas 2 horas.

Precalentar el horno a 180º.

Pintar la masa con huevo batido y nata.

Decoración y horneado

Extender la crema de coco con la manga pastelera sobre la masa haciendo líneas oblicuas y formando rombos.

Añadir un poco más de coco rallado, la papaya deshidratada y la almendra en láminas con azúcar.

Hornear durante 25 minutos vigilando que no se queme. Sacar del horno cuando coja color. A los 10 minutos pasar a una rejilla y dejar enfriar totalmente.