RAMEN DE MISO Y CRUJIENTE DE POLLO

Hacer un ramen es más fácil de lo que te imaginas. ¿Te animas?. Sólo debes tener en cuenta los ingredientes que necesitas y ponerte manos a la obra.

El miso es ingrediente fundamental en el ramen que hoy os presento. Os va a sorprender el sabor dulce y salado a la vez (sabor umami), que convertirá vuestro plato en toda una delicia para el paladar.

Originariamente el ramen era un plato de la gastronomía china pero el intercambio cultural con Japón a lo largo de siglos ha hecho que los nipones lo acojan como suyo.

Es uno de los platos orientales con más éxito en todo el mundo. Algo tan sencillo como un caldo de carne con fideos y verduras se ha convertido en todo un símbolo de la cultura asiática. Tanto por sus ingredientes como por la facilidad de su ejecución, esta excelencia culinaria está al alcance de todos.

INGREDIENTES

Marinado:

  • Miel
  • 2 cucharadas de soja
  • 1 diente de ajo
  • 20 ml de aceite de oliva
  • Panko

Ramen:

  • 2 pechugas de pollo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de pasta de miso rojo
  • 2 dientes de ajo recién rallado
  • 4 setas shiitake
  • Un puñado de setas shimeji
  • 3 cebolletas
  • Pimienta
  • 1 l de caldo de pollo
  • 250 g de noodels para ramen
  • Unas hojas de espinacas frescas
  • Maíz dulce
  • 2 huevos

ELABORACIÓN

Poner las shiitake en remojo durante una hora. Reservar.

Mezclar en un bol todos los ingredientes del marinado menos el panko. Untar bien las pechugas con la mezcla.

Cuando lleven una hora macerando colocarlas en una bandeja y espolvorear con panko. Hornear durante 30 minutos a 190°C.

Cocer los huevos durante 8 minutos y reservar. Para que se puedan pelar mejor, dejarlos en agua fría.

Poner a calentar el aceite, echar y dorar las cebolletas picadas junto con las setas shitake ya hidratadas y en trozos (desechar el agua del deshidratado). Añadir las setas shimeji y el ajo rallado, un poco de pimienta y la salsa de soja. Rehogar.

Echar el caldo de pollo y a continuación la pasta de miso. Cocer durante unos minutos e incorporar los noodels y las hojas de espinacas.

Cuando los noodels estén cocidos (unos 4 o 5 minutos), se apaga el fuego.

Servir en cuencos añadiendo el pollo, los huevos cocidos partidos y el maíz.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Posts más recientes